dilluns, 27 d’abril de 2009

VICTORIA CARDONA, alergóloga

"Hay alergias al látex, al agua, al frío, al semen, al caviar..."



Tengo 44 años. Nací en Palma y vivo en Barcelona. Soy jefa de la sección de alergología del hospital universitario Vall d´Hebron. Estoy soltera, sin hijos. Soy más bien de izquierdas. Soy agnóstica. En el 2025, la mitad de la población occidental podría ser alérgica a algo.



¿Cómo se presenta la cosecha de alergias?
Las últimas lluvias la frenan.

¿Dependen las alergias del clima?
De las floraciones. A más flores, más pólenes; a más pólenes, más alergias. Las lluvias invernales y un arranque soleado de la primavera dieron muchas flores..., pero las últimas lluvias han limpiado el aire de pólenes, fijándolos al suelo.

¡Respiremos tranquilos, pues!
No todas las alergias son respiratorias. Hay alergias digestivas provocadas por alimentos, alergias de contacto, a medicamentos...

¿Cuál es la más rara que ha tratado?
Una chica alérgica al líquido seminal humano: sus primeros coitos le provocaron ronchas por todo el cuerpo... Un coito hubiese podido matarla de un shock anafiláctico.

¿Qué es eso?
Una reacción alérgica fuerte con bajada de tensión y parada cardiorrespiratoria.

¿Nunca podrá esa chica embarazarse?
Sí, mediante inseminación artificial.

¿Qué tratamiento le administró?
Preservativo para su pareja, claro. Por suerte, él no era alérgico al látex... Aunque para eso existen preservativos hipoalergénicos.

¿Ha tratado otras alergias exóticas?
Hay alergia acuagénica: si el agua te salpica, levanta habones en tu piel. Hay urticaria frigore: a partir de cierto umbral de frío, al alérgico le salen ronchas. ¡Un baño en agua fría podría matarlo! Pero quizá la más rara que he visto es una alergia a la cortisona, ¡el tratamiento habitual ante un acceso alérgico!

¿Y qué hay de las alergias a animales?
Que son muy variadas: a perros, gatos, caballos, hámsters, hurones, iguanas, serpientes, orugas procesionarias, insectos... En las ciudades estadounidenses hay alergias a cucarachas, pero aquí no tanto. Aquí la hay a los caracoles, pero cuando te los comes.

Felizmente, no padezco esa alergia.
Más común es la alergia al marisco. Es más probable ser alérgico a sustancias con las que sueles contactar. Por eso me chocó una paciente que decía ser alérgica al caviar.

¿Y lo era?
Tras las pruebas pertinentes, resultó que sí. Había comido caviar sólo dos veces en su vida, y en ambas se le había hinchado la boca.

¿Es fácil detectar las causas de alergia?
Es tarea casi de detective del CSI: tenemos catálogos de alérgenos, y vamos probando.

¿Qué es un alérgeno?
Cualquier sustancia inocua para la mayoría, pero que provoca reacción alérgica en uno.

¿Qué alérgenos son más frecuentes?

Ácaros del polvo y pólenes de plátano, parietaria (planta trepadora de muros) y gramíneas. En Andalucía, el polen de olivo. En zonas boscosas, las esporas de hongos.

¿Qué síntomas desatan en el alérgico?
Rinitis (irritación de mucosas nasales, con taponamiento o goteo), estornudos, picores. O asma bronquial: asfixias. Y reacciones dérmicas, por alergias alimentarias.

¿A qué tipo de alimentos?
Leche y huevo, en niños pequeños. En mayores, frutas: melocotón, manzana, kiwi, melón..., y frutos secos. Y marisco: gambas, almejas, mejillones...

¿Con qué reacciones?
Se inflan los labios, pica la boca, la lengua y el paladar; pueden salir ronchas, se puede dificultar la respiración...

¿Qué hay que hacer en estos casos?
Los pacientes graves ya diagnosticados llevan siempre con ellos un inyectable de adrenalina, para atajar un posible shock.

¿Hay muchos alérgicos en España?
Un 20% de la población. Y, a este ritmo, creemos que en el año 2025 podría ser alérgica ¡el 50% de la población occidental!

¿Y por qué hay cada día más alérgicos?
Consideramos la teoría de la higiene: vivir desde bebés en ambientes cada día más asépticos, microbianamente pobres, desorienta a nuestro sistema inmunitario, que reacciona mal.

¿Somos demasiado limpios?
Siendo demasiado guarros, podemos infectarnos; siendo demasiado limpios, podemos ser alérgicos. La salud oscila entre medio.

Deme un consejo preventivo.
Un bebé nutrido sólo con leche materna durante al menos el primer semestre estará más protegido. Y si no respira humos, más.

¿Por qué unos son alérgicos y otros no?
Hay predisposiciones genéticas..., pero la clave es que falla el sistema inmunitario.

¿Cómo falla?
La inmunoglobulina de los mastocitos (células inmunitarias) decide que algo inocuo es una amenaza y desata la reacción del mastocito: se abre y libera histamina, sustancia que genera los síntomas antes enumerados.

¿Tiene cura la alergia?
Si tu sistema inmunitario ha elegido ya algo como alérgeno, reaccionará igual siempre que lo detecte. ¡Aléjate de ese alérgeno, pues! Y mediante vacunas y procesos de desensibilización, a largo plazo, podemos reeducar tu sistema inmunitario en algún caso.

¿En qué casos es aconsejable hacerlo?
Si un apicultor es alérgico a las picaduras de abeja, si un veterinario es alérgico al epitelio (caspa) de perros, de gatos... He tratado a ambos tipos de pacientes, pobres... Pero más ingrato resulta el caso del ciclista con urticaria de presión.

¿En qué consiste?
Si una parte de su cuerpo experimenta una presión, se hincha dolorosamente, con picor intenso. Y el sillín de la bicicleta presiona los testículos del torturado ciclista...



Acción humana

Ante una planta con una flor vistosa y grande, no temas: "Los pólenes alérgenos proceden de flores pequeñas y feúchas", me explica la doctora Cardona, pues las flores bonitas ya atraen a insectos que median en su polinización, mientras que a las feas les toca esforzarse en lanzar al aire mucho polen para perpetuarse... Aprendo de la doctora (autora de Comprender la alergia, en Amat) que la polución de los coches potencia el efecto alérgeno de los pólenes, y que las moléculas de la fruta que acaban provocándonos alergias han sido segregadas por las plantas para protegerse de agresiones (nuestras) del entorno...: la acción humana, pues, late también detrás de nuestras propias alergias.



VÍCTOR-M. AMELA