dissabte, 28 de febrer de 2009

F. XAVIER PI-SUNYER, jefe de endocrinología del hospital de la Universidad de Columbia

"Obama lleva a EE. UU. hacia una sanidad a la europea"



Tengo unos años: la edad mejora el ojo clínico. Nací en Barcelona, mi tío abuelo fue su alcalde, cofundador de ERC y ministro de la República: tuvimos que exiliarnos. Intento hablar catalán en EE. UU. con quien puedo. Hice campaña por Obama: espero que reforme la sanidad



Creo que ahora en EE. UU. estamos en el camino adecuado: subir impuestos a los ricos para dar sanidad a los más pobres...

Subir impuestos había sido tabú desde Reagan.
... Una ruptura que el presidente Obama matiza insistiendo en que jamás los aumentará a las clases medias y bajas.

¿Cuántos estadounidenses no tienen para pagarse un hospital?
El Estado financia la sanidad a los mayores de 65 y a los menores de 18, que pueden ser atendidos en cualquier hospital y este factura el tratamiento a la Administración.

¿Y entre los 18 y los 65 años?
Se supone que el resto de la población financia su salud: o bien con un seguro médico, que forma parte de su paquete salarial a cargo de su empresa, o pagándoselo ellos mismos directamente de su bolsillo.

¿Y si te quedas en el paro?
No te queda más remedio que pagártelo tú.

¿Cuánto cuesta uno de esos seguros?
Depende de su calidad.

Uno digamos que en la media.
Unos 350 dólares (277 euros) por familia al mes. El problema es que los salarios de los working poors, los peor pagados, no incluye ese seguro y el trabajador no se lo puede costear, así que alrededor de un 35 por ciento -40 millones de personas- de los empleados viven sin ningún seguro médico.

¿Y si enferman y no pueden permitirse el coste de un hospital?
Les queda la caridad o nada.

Triste elección.
Y lo peor es que, en conjunto, EE. UU. gasta el 15 por ciento de su PIB en sanidad, porcentaje superior al de España, que al ritmo actual de crecimiento llegará al 10 por ciento del PIB en sanidad en el 2012.

¿Obama optará por copiar un modelo de asistencia sanitaria a la europea?
Se estudia el modelo sanitario francés: no estaría mal. En cualquier caso, Obama tiene que transformar la crisis financiera, que no existía cuando empezó su carrera presidencial, en oportunidad para el cambio.

Ojalá.
La sanidad y las energías renovables son las piedras de toque de ese cambio.

Usted en EE. UU. debe pasar por peligroso izquierdista proeuropeo.
No olvide que mi tío bisabuelo fue alcalde republicano, cofundador de ERC, en Barcelona, y los genes ya le he dicho que cuentan.

¿Y sus ideas?
Yo he conocido personalmente a Obama; he ayudado en su campaña en Nueva York, y mi mujer, trabajadora social, todavía le ha apoyado más, pero no soy un ingenuo: hay que darle tiempo y cruzar los dedos. No tengo fe incondicional en él; sólo esperanza pragmática en nuestra capacidad como sociedad abierta al mundo y flexible.

Muy eficiente su sanidad no es.
En cambio, la investigación biomédica de EE. UU. sigue siendo la mejor del mundo, y le voy a dar tres razones: universidades muy potentes, competitivas y ambiciosas; cantidades ingentes de donaciones privadas y enorme apoyo económico estatal.

Aquí vamos despegando.
Lo sé y es esperanzador. Ese es el gran camino innovador: convertir Barcelona en el gran centro biomédico europeo.

¿Dónde están las últimas fronteras de la investigación biomédica?
En genética, genómica, proteinómica -las proteínas están formadas por los genes- y la individualización médica: como cada paciente tiene su genética, responde de forma diversa a la enfermedad y su tratamiento.

¿Sigue usted asustado por la epidemia de obesidad mundial?
Más que antes. Los asiáticos copian nuestro erróneo estilo de vida y alimentación a toda velocidad y su genética es peor que la nuestra respecto a la obesidad: tienen mayor propensión a la grasa abdominal, la más nociva.

La barriguita de Buda.
Y como los indios americanos son en realidad un pueblo asiático que emigró a América, esos genes se encuentran en abundancia en los nativos norteamericanos; en México -que cada vez come más y peor- y Sudamérica. Allí sufrimos una epidemia de obesidad y la diabetes asociada, porque además son más propensos a esa diabetes.

¿Qué pasó con el Rimonabant: aquella píldora que investigaban para reducir el peso y las ganas de fumar?
En los ensayos, algunos pacientes mostraron tendencias suicidas, así que la Agencia Federal de Medicamentos no los aprobó. Las farmacéuticas investigan ahora sus propios productos contra la obesidad.

¿Alguna nueva receta antigordura?
La nueva noticia es la vieja receta: volver a estilos de vida menos prósperos y a alimentos con menos densidad calórica y a su dieta mediterránea de siempre: granos, verduras, frutas. Muy poca carne y aún menos grasa. Eludir los precocinados, preparados, empaquetados y optar por productos frescos.

Buen consejo, pero no sé si nuevo...
Hemos descubierto que la grasa central, la abdominal, esa que es la peor para la salud...

... Y para la imagen.
... Se reduce especialmente con el ejercicio, más que la grasa baja o la de los miembros. Así que correr... -¿se ha fijado en que los corredores no tienen panchita?- o simplemente caminar -dejar aparcado el coche cuantas más horas, mejor- es lo más efectivo para eliminar barrigas.




Segunda opinión

El doctor Pi-Sunyer vuelve por su ciudad a ejercer como endocrinólogo de la mano de Advance Medical, empresa de cuyo futuro dudé al verla nacer hace ocho años como ejercicio de fin de curso -un centro virtual que daría segundas opiniones médicas por medios telemáticos- en Iese. Hoy es sólida multinacional con 80 médicos en plantilla y delegaciones en Boston, Santiago de Chile y Budapest. Pi-Sunyer, ora en inglés, ora en catalán, apunta a los fundadores Carlos Nueno, 36 años, y Marc Subirats, 37, como un ejemplo más de que la Barcelona biomédica y sus centros de investigación pueden competir en servicios médicos incluso con un centro de excelencia sanitaria como Boston.



LLUÍS AMIGUET



divendres, 27 de febrer de 2009

DAN WINTER, físico, psicofisiólogo, músico, investigador poligráfico, analista de sistemas IBM

"Las emociones afectan a nuestra genética"


56 años. Nací en Nueva York y vivo en el campo, en el sur de Francia. Tengo pareja. El éxtasis, la felicidad, las experiencias pico... son absolutamente necesarios para la salud y son pura física. Mis conocimientos como ingeniero eléctrico conforman mi idea religiosa


¿Sabe esa aureola que les ponen a los santos...? Es pura ciencia.

¿Se puede ver y medir?
Uno de mis colegas, el profesor Konstantin Korotkov, catedrático de la Universidad de San Petersburgo, ha creado un aparato, el GDV (visualización por descarga de gas), que conectado a la punta de los dedos y a un ordenador muestra el aura de todo el cuerpo; es decir, el campo energético.

¿...?
Están utilizándolo ya más de 10.000 médicos, incluida la asociación médica estadounidense. Con el GDV obtenemos información sobre el estado físico y psicológico del paciente. Nos permite abordar un nuevo nivel del ser humano, el energético.

Póngame un ejemplo concreto de lo que puede medir el GDV.
La empatía entre las personas: vemos cómo el aura de las parejas bien avenidas se mueve entre los dos cuerpos; y también cómo la gente que toma drogas, legales o ilegales, tiene agujeros en su aura.

¿Y usted investiga con eso?
Sí. Entre otras cosas, con lo que ocurre con el aura tras la muerte.

Creo que tendremos que ir despacio.
Cuando morimos, el campo eléctrico, o lo que llamamos vida, sale del cuerpo. Las constantes de Kluver (un científico que se dedicó a investigar las experiencias cercanas a la muerte) es lo que la gente suele ver cuando muere. Se trata de un patrón de simetrías.

¿Todos ven lo mismo?
Sí, primero ven una rejilla, luego una especie de telaraña, un túnel y finalmente una espiral. Lo que hemos descubierto es que esos cuatro pasos se corresponden con la geometría de pliegues de nuestro ADN.

¿Y?
Nosotros somos un colectivo de 3 billones de células, y probablemente cuando morimos nuestro campo electromagnético se va hacia el centro de cada una de esas células, nuestro ADN, para luego salir de nuestro cuerpo. Adónde llegue después depende del grado de fractalidad del entorno en que morimos y de nuestra preparación; puede llegar a cualquier punto del universo.

Defíname fractalidad.
Una rosa, un helecho, una piña, las muñecas rusas…, es decir: el interior tiene exactamente la misma forma que el exterior, y eso es lo que produce la fuerza centrante, la implosión, lo que provoca que todo se mantenga alrededor de un centro, incluido nuestro campo electromagnético. En realidad, la fractalidad es lo que genera la gravedad.

¿Todo se pliega sobre sí mismo?
Si, sólo existe una forma que se comprime infinitamente. Imagine un pequeño chip en el que cabe toda la información del cosmos; eso es lo que llamamos vacío, que en realidad alberga toda la energía del universo.

Nuestro campo magnético va variando... ¿en función de qué?
Lo que comemos, dónde nos encontramos y cómo nos movemos. Un edificio metálico y cuadrado es lo opuesto a fractalidad. Pero durante una experiencia cumbre, las ondas cerebrales generan la proporción aura.

... Que obedece toda la naturaleza.
Sí, desde una caracola hasta las galaxias, desde nuestro propio cuerpo hasta los átomos; todo tiene la misma proporción: es el punto de unión de nuestro universo, el camino de la unidad, el número phi.

¿Phi o Pi?
Pi es la constante que permite pasar de la línea al círculo, y phi nos permite pasar del círculo a la espiral, reentrando en ella misma. Es lo que llamamos autoconsciencia.

El personaje Max Cohen, de la película Pi, fe en el caos,¿se inspira en usted?
Sí, pero debería haberse llamado phi y no pi, el productor le cambió el título en el último momento. La película describe cómo todo está compuesto de espirales y expone paralelismos directos de mi vida.

¿Y ahora qué le ocupa?
La bio-retroalimentación, que nos ha permitido discriminar las emociones en términos eléctricos, de ahí mi expresión emoción coherente.Eso ha inspirado notables investigaciones.

¿Con algún resultado revelador?
Se midió, de un modo totalmente replicable, que el efecto de la ordenación coherente de los armónicos del corazón en los momentos de compasión o amor causaba una repercusión en el trenzado del ADN.

¿Qué significa eso?
Que las emociones afectan directamente a nuestra genética. Y tiene diversas aplicaciones: en estos momentos, con mi equipo de Inglaterra estamos buscando campos eléctricos bioactivos.

¿Qué es eso?
Sabemos que una pirámide o un dolmen pueden afectar a la germinación de semillas, e investigamos cómo crear un campo eléctrico que prevenga el envejecimiento..., lo opuesto a vivir en edificios y ciudades como los nuestros. Todos los edificios sagrados están construidos siguiendo la proporción áurea, de manera que generan un campo eléctrico que facilita el crecimiento, y eso hoy podemos medirlo.

¿Tenemos que cambiar de vida?
Las enseñanzas espirituales son, en el fondo, enseñanzas eléctricas. Sólo tenemos que crear entornos más fractales, comer comida fractal y hacer ejercicios que nos armonicen con el exterior, así nos llenaremos de vida y consciencia.



Enseñanzas eléctricas

Ha investigado y ha profundizado en diferentes campos de la ciencia (geometría, física, lenguaje, consciencia, geobiología, biología y matemáticas) en busca de leyes físicas que se funden con la espiritualidad. Es conocido mundialmente por ser el primero en relacionar el fractal con el origen de la gravedad y por sus teorías científicas que muestran cómo la ciencia da origen a la consciencia: "Las enseñanzas espirituales son enseñanzas eléctricas y la iluminación es pura física a nuestro alcance". Sobre él, Darren Aronofsky realizó (1998) la película Pi, fe en el caos.Mañana hablará en CaixaForum (ciclo Binomis),acompañado de un espectáculo de música y ciencia a cargo de Ràdio Evolució.



IMA SANCHÍS



dijous, 26 de febrer de 2009

ANDRÉ BONNAURE, cocinero especialista en foie gras

"¡Divina víscera, cuánta felicidad procuras!"


Tengo 67 años. Nací en la cuna del foie gras, en Périgueux, y vivo en Girona. Soy cocinero, hijo de cocinero y nieto de cocinero. Tengo dos hijos y tres nietos. ¿Política? La que sea razonable. ¿Dios? Soy cristiano. Me han llamado "torturador de patos", pero yo los amo


¿Qué le diría a este hígado?
¡Divina víscera! Cuánta felicidad procuras...

¿Es esto un foie gras?
Exacto: un hígado graso, dicho en francés. Un hígado graso de pato, este. ¡He comido tantos, he cocinado tantos! Me siento un poco culpable...

¿Por qué?
Han sido tantos miles de patos, pobres... He cocinado sus muslos, sus alas, sus pechugas (magret),sus lenguas, sus tripas, sus cuellecitos... Y, sobre todo, sus ricos foie gras.

¿No era de oca el foie gras genuino?
Lo fue, pero hace años que el 90% del foie gras que comemos se obtiene de patos.

¿Hay diferencia?
Mínima en la calidad del foie gras. Entre los animales, mucha: la oca tiene muy mala leche, su cría es larga, su engorde es fatigoso. El pato es docilísimo: un animal fácil, generoso, bueno. Le das de comer, ¡y ya te toma por su papá y te adora! Yo amo a los patos.

Sí, para sacarles los hígados.
Me han llamado "torturador de patos"... No negaré que el embocado es un tramo duro de la vida del pato...

¿Qué es el embocado?
Durante los últimos quince días de su vida, mediante un embudo, al pato se le fuerza a engullir un kilo de maíz al día. Así el hígado se carga de grasa hasta decuplicar su peso.

¿Se multiplica por diez?
El hígado normal pesa unos 70 gramos, y el hígado graso, 700 gramos. Yel pato pesa siete kilos: ¡es como si un hombre de 80 kilos albergase un hígado de ocho kilos! En ese punto - descarga eléctrica y degüello-extraemos el tesoro.

Pobres bichos.
Pero durante los tres primeros meses de su vida, el pato ha vivido suelto, en excelentes entornos naturales, mimado por veterinarios, alimentándose a su antojo, moviéndose como un atleta olímpico... ¡Conviene que llegue sano y fuerte al embocado!

¿Quién inventó este engorde?
Los romanos. Los egipcios ya criaban ocas y patos, y Penélope criaba ocas, según Homero. Los griegos ya jugaban al juego de la oca, y las mujeres empleaban grasa de oca para tonificarse los senos. ¡Mi abuela utilizó grasa de pato para mimar su cabello, y llegó a los 95 años con un cabello magnífico!

Pero volvamos al foie gras...
Columela (siglo I d. C.) sugiere macerar el hígado en leche y miel antes de cocinarlo. Y Apicio da muchas recetas de hígado graso de oca. Durante el imperio romano, además de cebarlas con cereal, a las ocas se les daban higos. ¡De ahí lo de hígado!

¿Ah, sí?
En latín, hígado era hepar.Y hepar ficatum era hígado de higos:hígado de oca engordada con higos. Con el tiempo, ficatum acabó por denominar al hígado en general.

¿Se siguió consumiendo foie gras durante la edad media?
Los judíos en la Europa oriental conservaron la tradición de embocar ocas, y cocinaban con la grasa de sus hígados.

Menos saludable que el aceite de oliva.
¡La composición molecular de la grasa del foie gras es similar a la del aceite de oliva!

Vaya, el foie gras lo tiene todo.
La llegada del maíz de América facilitó el engorde de patos: volvió el foie gras desde el Renacimiento. Los restauradores tras la Revolución Francesa recurrirán a él, apreciado por los paladares más refinados.

¿Por ejemplo?
Giacomo Casanova: la bella Lia, de Ancona, preparaba el más exquisito foie gras, y lo compartieron una noche, con vino de Chipre: "Esa noche disfruté con la voluptuosidad más completa", escribirá Casanova.

¿Se consume mucho en Francia?
Unos 800 gramos por habitante y año. Luego nos siguen los españoles.

¿Tiene algo que ver el foie gras con lo que me untaba mi mamá en el bocadillo?
Eso es paté: una pasta de carnes y despojos diversos, quizá con algo de hígado de pato...

¿Y qué es la mousse?
Una emulsión, que puede ser de foie gras, o de carne de liebre, o de cerdo, o de salmón...

¿Le gusta a Sarkozy?
Supongo que sí: el foie gras es el pilar de la cocina francesa, y luchamos para que lo declaren patrimonio de la humanidad.

Pues los animalistas quieren prohibir el embocado de los patos, ¿no?
Sí, y si consiguiesen esa prohibición, en Francia más de uno sacaría la escopeta.

¿Ha sido prohibido alguna vez?
En Chicago lo ha estado. Y los restaurantes lo cocinaban clandestinamente, ¡como en la ley seca! Y se ha cuadruplicado su consumo.

¿De qué modo aconsejaría usted comer el foie gras?
Crudo, con flor de sal y pizca de pimienta. O vuelta y vuelta. Y, para beber, acompañarlo con una sidra bien seca, fresca. Oun vino joven. De todos modos, puedo prepararlo de mil formas: he hecho un chupa-chup de chocolate y foie gras, como postre.

¿Cuál es el mejor foie gras que ha probado nunca?
A los seis años, mis padres me cocinaron un trozo..., y no he olvidado el olor que inundó la cocina, su sabor... ¡Hoy el foie gras ya no huele así, hoy ya no sabe a nada!

¡Qué dice!
Sí, debo decirlo: la producción intensiva y masificada y los maíces transgénicos han comportado pérdida de calidad. Encontrar hoy un buen foie gras es ya una lotería.



Dieta mediterránea

Bonnaure está considerado el mayor experto en foie gras de Francia, el país más consumidor y productor del mundo de esta víscera. Charlamos en torno a uno de los foie gras de pato con los que esa noche elaboraría un creativo surtido de platos en el restaurante Artkuisine de Barcelona, recetas como las que compendia en Foie gras (Montagud), magno libro que para todos los grandes cocineros franceses es "la biblia del foie gras". Bonnaure es un entusiasta del foie gras desde que su padre se lo dio a probar a los seis años: profetiza que retornará el foie gras artesanal, superior, selecto y caro, y de nuevo sabroso. Bonnaure es el cocinero que aparece en la película Dieta mediterránea.


VÍCTOR-M. AMELA



dimecres, 25 de febrer de 2009

FRANCESCO FORGIONE, autor de un informe sobre la ´Ndrangheta, la mafia calabresa

"Un mafioso en la cárcel sigue mandando desde allí"


48 años. Nací en Calabria y vivo en Palermo. Soy profesor de Historia y Sociología de las Organizaciones Criminales en la Universidad de L´Aquila. Soltero y sin hijos. La política debe recuperar la idea de sociedad en lugar de la de poder; ser un servicio, no un ejercicio. Ateo



¿Hasta qué punto peligrosa?
La más peligrosa entre las organizaciones criminales mafiosas mundiales. El Departamento del Tesoro del Gobierno de EE. UU. ha incluido la ´Ndrangheta entre las diez organizaciones que practican blanqueo en territorio norteamericano.

Poderosa, sí.
Tiene muchísimo dinero líquido y, a diferencia de la mafia siciliana y de la Camorra, en ella no hay arrepentidos, porque está construida exclusivamente sobre la familia, con un control obsesivo del territorio: lo geográfico, lo social, lo económico y lo político.

Pero los integrantes de la Cosa Nostra también son de la familia.
De la familia mafiosa, pero no de la familia natural. Tras el asesinato de los fiscales Giovanni Falcone y Paolo Borsellino (1992), cuando el Estado italiano declaró la guerra a la Cosa Nostra y hubo muchos arrepentidos, la ´Ndrangheta se convirtió ante los ojos de los carteles del narcotráfico internacional, sobre todo el colombiano, en la única mafia fiable; y hoy son los brókers internacionales más importantes de la cocaína.

Su informe compara la ´Ndrangheta con Al Qaeda...
Porque ambas coinciden en que no tienen una única estructura de mando, sino una única inteligencia orgánica. La ´Ndrangheta, mediante sus células repartidas por el mundo, monopoliza la importación y el abastecimiento de cocaína al resto de las mafias.

¿Y por qué es tan desconocida?
Por la hipocresía de los gobiernos italianos de los últimos cuarenta años, que centraban toda su atención en la mafia siciliana. La ´Ndrangheta, a diferencia de la mafia siciliana, nunca mató a políticos, periodistas, personajes públicos o pertenecientes a la curia.

Se expuso al mundo en Alemania, con la masacre de Duisburgo en el 2007.
Sí, con el asesinato de seis jóvenes a las puertas de un restaurante de una familia muy importante de la ´Ndrangheta. Era un ajuste de cuentas. Se trata de la hipocresía europea.

Cuénteme.
Hacía años que el Gobierno alemán manejaba informes de la policía italiana y los servicios secretos sobre el desmesurado movimiento de capital de la ´Ndrangheta, pero sólo un hecho de sangre y su publicidad los llevó a fijarse en ellos. El problema es que hemos de leer las mafias en su doble dimensión: criminal y financiera; entender que son un gran holding económico global.

¿Así que la ´Ndrangheta nace en la atrasada Calabria y controla las finanzas del mundo?
Es un clásico de la globalización. La facturación anual de todas las mafias en Italia es de 120.000 a 150.000 millones de euros; la de la ´Ndrangheta es de 50.000 a 70.000 millones, ¿eso qué significa? Que para reproducir las actividades criminales clásicas se va a invertir solamente un 30%, el remanente se va a blanquear en la economía legal. ¿Cuál es la frontera entre legal e ilegal con una masa tan grande de capital?

Difusa.
El blanqueo financiero lo hace un sistema complejo: bancos, Administración pública, empresarios, agentes de bolsa... Lo que llamamos la burguesía mafiosa.

¿Cómo sin matar consiguen que políticos, periodistas y líderes les obedezcan?
Porque tienen una penetración social muy fuerte, con un control de las actividades empresariales, y están en estructuras públicas como la sanidad. El libro documenta el control total de la sanidad pública y privada en Calabria y de los fondos europeos.

Eso es grave.
La ´Ndrangheta controla la política y las instituciones porque consigue el consenso social que se transforma en votos. Su fuerza económica le permite responder a las necesidades de la población allí donde el Estado y su política pública no van a responder.

Cuidan de Calabria y su gente.
El puerto de Gioia Tauro, el más grande del Mediterráneo, mueve al año 3,6 millones de contenedores y está controlado por la ´Ndrangheta. La policía puede controlar al año 1.200 de esos contenedores, es un puerto franco. Le pondré un ejemplo ilustrativo.

...
Este verano en el puerto de Sydney fue embargado un barco con 30.000 latas de tomate llenas de éxtasis. Se trata del alijo más grande que ha llegado a Australia. Había salido del puerto de Gioia Tauro.

¿Amenazan la vida de la gente?
Sí, a alcaldes y hombres del gobierno local, para condicionar las decisiones urbanísticas, gestiones de servicios sociales y todo el sistema de fondos públicos; y a los empresarios, para imponerles el impuesto mafioso.

¿Y qué papel desempeña la prensa?
Las noticias no salen de Calabria, como si la ´Ndrangheta fuera un problema local. Si queremos acabar con la mafia, debemos atacar sus finanzas. Un mafioso en la cárcel sigue siendo un hombre poderoso que manda desde la cárcel. Un mafioso al que le quitas su patrimonio y su capital pierde también su potencia simbólica.

¿Cómo se hace?
No podemos combatir organizaciones y delitos transnacionales con instrumentos nacionales. Necesitamos un espacio jurídico común construido sobre una tipología de delito de asociación mafiosa que permita incautarse de sus capitales y patrimonios, una ley que sólo está en Italia.



Frente a la ventana

Fue presidente de la comisión parlamentaria Antimafia hasta su disolución. "La primera vez que me amenazaron fue en 1995, la Cosa Nostra. Colgaron un muñeco ahorcado con mi cara en la farola frente a mi casa; desde entonces tengo escolta policial". Tras presentar el primer informe sobre la mafia calabresa –su versión dramatizada es 'Ndrangheta, la mafia menos conocida y más peligrosa del planeta (Destino)–, hombres cercanos a la organización orquestaron una campaña de desprestigio: "Publicaron mi foto en primera plana advirtiendo que era un hombre peligroso; pero no serán un hombre ni diez los que acaben con la mafia, debemos cambiar el yo por un nosotros internacional".


IMA SANCHÍS



dimarts, 24 de febrer de 2009

JOAN FONTCUBERTA, filósofo de la fotografía

"La fotografía ya no es memoria, sino acto"


Nací gracias a una foto. Tengo 53 años: la fotografía es un instrumento para pensar, y a mí sigue enseñándome. Conocí a mi hija también gracias a una foto. Soy una calamidad: profeticé que las cámaras en los móviles serían un fracaso. Expongo en la galería Àngels Barcelona


Yo nací gracias a la fotografía. Mi padre y otros reclutas intercambiaron en la mili direcciones de amigas. Y mi padre envió su retrato a la desconocida que luego sería mi madre. La enamoró con una foto.

Debió de ser muy persuasivo.
La prueba soy yo, hijo de la fotografía. Mi hija también está en deuda con la cámara.

Cuéntenos.
Fue prematura. Tras un embarazo y un parto difíciles, su madre quedó en cama convaleciente. Yo, para que pudiera conocer a su hija, como no podía acceder a la sala de prematuros, le di mi cámara a la enfermera y le pedí que tomara una foto de nuestro bebé en la incubadora y corrí a casa a revelarla.

Ese revelado era una revelación.
Que me llevó a otra: "¿Qué hubiera pasado -me pregunté- si la enfermera que hizo la foto se hubiera equivocado de bebé?".

Temor extendido en las maternidades.
Lo revelador es que nada en aquella fotografía podía asegurarnos que aquel bebé de la foto era efectivamente el nuestro...

¿No tenía la nariz del abuelo?
Era la foto de un bebé en una incubadora. Eso es todo. La aseveración de que era nuestro bebé sólo la hacíamos nosotros. Y aquella aseveración era un salto en el vacío.

La verdad es un bebé tan frágil...
En nuestra posmodernidad, la distinción pertinente -fíjese en la política y en la economía- ya no está entre lo verdadero y lo falso, sino entre lo verosímil y lo inverosímil.

El sincero es el que sabe mentir bien.
La diferencia ya sólo está entre mentir bien o mentir mal, porque la verdad la hemos dado por perdida. Y en eso la fotografía es plenamente posmoderna: miente siempre.

Cuando parecía ser prueba de verdad.
Toda fotografía es una mentira que se presenta como cierta. Eso ya lo hemos aceptado. Lo importante es que el fotógrafo le dé una dirección ética a su mentira. El buen fotógrafo es el que miente bien la verdad.

El fotógrafo somos todos a todas horas.
Eso yo lo aprendí cuando, en un estudio de mercado en los ochenta, me preguntaron si tendría éxito incorporar cámara de fotos a los teléfonos móviles...

¿Qué les dijo?
Que era una tontería y no funcionaría.

Agradezco su sinceridad.
Espero ser mejor profetizando el pasado. Y por eso, porque hoy hay una máquina allí donde hay una persona, la foto ya no se hace para inmortalizar una ocasión solemne. Ya no es la foto de la comunión o la boda. Ya no registra un hecho, sino que forma parte de él. No es memoria del pasado, es parte del presente y tan efímero como él.

En cualquier disco podemos verlo.
Si va a una discoteca, verá a los chavales haciéndose inacabables series de fotos.

Luego las cuelgan en Facebook.
Ya no las guardan. Las envían y las borran. Viven en la foto continua. Y así también redefinen su privacidad. Algunos cuelgan fotos íntimas temiendo y deseando al mismo tiempo que sean públicas.

Contradicciones de lo humano.
Y así la red se convierte en lo que fueron las bibliotecas en tiempos de Cervantes: el lugar para vivir vidas paralelas.

La biblioteca de Babel es digital.
Es la de Borges -fotógrafo: su último libro con Kodama fue de fotografía- y es la noosfera de Chardin o la sociedad panóptica de Foucault: todos observamos todo y somos siempre observados. Cuando llegó el 11-S nadie esperaba que ocurriera...

Yo no. De eso estoy seguro.
... Pero hubo fotos enseguida desde todos los ángulos: nadie esperaba aquello y sin embargo aquel lugar en el cielo estaba siendo fotografiado por cientos de cámaras.

Y después impostado en Photoshop.
La foto digital permite nuevas mentiras. En realidad, ha sido volver a la pintura: de la pincelada a pincelada del pintor al píxel por píxel del fotógrafo digital. Así se construye la mentira. En realidad, la foto analógica y su revelado fueron una interrupción momentánea en esa continuidad desde la pintura con pincel hasta la fotografía con píxel.

¿Hacia dónde?
La fotografía se disolverá en la imagen y por fin no quedará más que la sensación en la retina. Nos enviaremos de cerebro a cerebro las emociones sin que la imagen haga de intermediario. Y nosotros seremos -ya somos- meros contenedores de historiales de emociones: eso es la identidad.

A ver si no me pierdo...
En su 3001 -la continuación de 2001-, Arthur C. Clarke lo explica muy bien: el astronauta que atraviesa el tiempo es recuperado congelado; toman su memoria, que es su identidad, y la graban en un disco duro que insertan en un cuerpo nuevo. Y de ese modo sigue siendo él en otro cuerpo.

Somos memoria, ergo fotografía.
La memoria no es la que conserva lo vivido, sino la que selecciona lo recordado. El gran papel de la memoria es excluir hechos, no conservarlos. Es lo que hace la fotografía. No plasma toda la realidad, sino que selecciona una parte de ella: la que sale en la foto.

Los ojos no son para ver la realidad, sino para evitar verla toda.
Si no lo hiciéramos, sería imposible vivir.

Hágase una foto para La Contra.
Será un paso para cerrar el círculo. Daguerre, cuando inventó la fotografía, creyó que era una curiosidad, un mero espectáculo: ahora vuelve a sus orígenes.



Sin pudor

Basta con darse un garbeo por la red para realizar la fantasía infantil de ser el hombre invisible: atravesar las paredes y fisgar sin ser visto. Fontcuberta me muestra su colección de 150 autorretratos pescados en internet y convierte ese sueño pueril en arte maduro de coleccionista: los hay morbosos, ingenuos, inteligentes, mórbidos, estúpidos, sutilmente eróticos y definitivamente horteras... Tantos y tan variados como personas. Y detrás de todos, la misma pregunta: "¿Pero es que este señor -o señora- no tiene pudor?". Su respuesta sabia: "No sé si los colgaron en la red -algunos creyendo que sólo para sus íntimos- temiendo o deseando acabar en goce clandestino para el ojo público".



LLUÍS AMIGUET



dilluns, 23 de febrer de 2009

CLÉMENT ROSSET, filósofo

"Ya sabemos que lo peor es inevitable, ¡alegrémonos!"


Tengo 70 años. Nací en Normandía, en una familia medio española, y vivo en París. No tengo pareja ni hijos... y me sobra una pesadillesca caterva de primos. ¿Ideas políticas? ¡No he tenido ni una en mi vida!, y me odian por ello. ¿Dios? Es demasiado temprano para hablar de eso.



Podría ser una copita de fino? ¿Un Tío Pepe?

Hecho. ¡Por favor...!
De niño, durante la ocupación nazi en Francia, nos llegaban paquetes de España con estas cosas tan ricas, pues mi familia era medio española. Y discos de coplas, libros... Mi educación sensorial infantil es muy española.

Aquí llega su vinito.
Ah, ahora ya empiezo a ser persona...

¿Pero quién es usted? Según le he leído, ¡sostiene usted que el yo no existe!
Ese supuesto yo esencial -que restaría una vez despojado de máscaras sociales- no existe: es mera creencia, pura metafísica.

Bajo mi identidad, ¿no hay nada?
Nada. Toda identidad es social y nada más: tu identidad es social o no es. Sostengo lo que ya sugirió Lacan: "El yo extrae toda su sustancia del tú que se la otorga". Punto.

¿No soy más que mi relación con otros?
Lo ha entendido, bravo. Otra cosa es lo que usted y cada uno crea ser: eso son fantasmas de yo, ilusiones, ¡dobles de la realidad!

Qué frustre: yo quería dedicarme a buscar mi esencia individual intransferible...
Vanidad. Un camembert, si pudiese probar quesos, conocería sus sabores..., pero del suyo nada sabría por más que se mordiese.

Borges decía: "Soy muchos hombres".
Buen ejemplo de personalidad inexistente. Minuto a minuto podemos ser distintos.

¿Qué idea filosófica fue la primera que le conformó a usted?
Leí de muy jovencito los pesimistas fragmentos amorosos de Schopenhauer, ¡y entendí que todo estaba perdido! No he cambiado de parecer.

¿Por qué, hombre?
Entendí que el ser humano no es lo bondadoso que Rousseau supone.

¿Alguna otra idea fundamental?
Sí, esta de Pascal: "Moriremos solos".

Pese a todo esto, le veo a usted alegre.
Con Nietzsche aprendí la aprobación incondicional de la vida. ¡Qué regocijo, conocer la tragedia de que no hay más mundo que este mundo sin historia! Y me repito con gozo aquel epitafio de Martinus von Biberach...

¿De quién? A este no le conozco.
¿Un místico renano del siglo XV? ¿Un personaje de una obra teatral húngara? Cioran me aseguró que fue un autor de epitafios... Nada se sabe de él con certeza. ¿Y eso importa? Le cito: "Vengo de no sé dónde. Soy no sé quién. Muero no sé cuándo. Voy a no sé dónde... Me asombro de estar tan alegre".

¡Espléndido...! Así, la pregunta que toca ahora es: ¿de dónde mana la alegría?
¡Quiere un adelanto de mi próximo ensayo!

Por favor.
La alegría nace del ser, de lo que es, de lo real, y es activa. La tristeza nace del deseo, de lo que no es, de lo irreal, y es pasiva.

Aclare.
La visión trágica de lo real es lucidez: es la visión que constata que nuestra vida resiste ¡pese a las infinitas razones para hallarla ridícula, miserable o absurda! He ahí la alegría. Vivir es, en sí mismo, alegría.

Dijo nuestro Llull: "Puesto que existimos, ¡alegrémonos!". ¿Es eso?
El deseo es penoso y su realización, aún más penosa. Es ilusión. La desilusión, en cambio, engendra serenidad. Saber esto posibilita la sabiduría de la alegría: ¡alegrémonos, ya sabemos que lo peor es inevitable!

Ya le llaman "filósofo de la alegría".
Denomino "fuerza mayor" a esta alegría sin miedo ni esperanza, sin objeto ni motivo, que aprueba la existencia en su integridad ¡por trágica que sea! Esta alegría es su propia causa y su fin, ¡es la fuerza mayor!

¿Indeformable, inoxidable, indemne?
Offenbach se maravilló: "A veces me pregunto cómo hizo Dios para darme tanta alegría".

Dígame qué entiende usted por Dios.
Demasiado temprano y poco vino para entrar ya en esto. Cito a Hume: "Tan pretencioso es afirmar que existe Dios como afirmar que no existe Dios". ¡Me es indiferente!

Algo que sin duda existe es la depresión, ¿no?: he leído que usted la ha vivido.
Fue como pillar una pulmonía. Me atacó como un relámpago. De pronto todo parece fuera de lugar: desde el gesto más anodino al más agradable, todo se empapa de desinterés o disgusto. ¡Levantarme para ir al baño a orinar era como escalar un Everest...!

¡El filósofo de la alegría, deprimido!
Todo intento de localizar la naturaleza de esto es extravío. Es preferible localizar el fármaco que te saque del pozo. Mire: en este potecito llevo mi pastillita, ¡por si acaso! Y como venía aquí dos días, he metido dos.

¿Qué aprendió de tan negra vivencia?
Antes yo tomaba las depresiones de los demás por males imaginarios de gente flaca de ánimo: no creía que fuesen algo que no pudiera solucionar una copita de jerez... No: es una enfermedad. Una patología mental..., como la que padecía mi hermano mayor, paranoico. ¡No sé si aquello me hizo filósofo, pero sí que me hizo más loco...!

¿Qué le pasaba a su hermano?
De niños, cada noche, en nuestro dormitorio, mi hermano me relataba su versión de hechos del día, del todo delirante: un lápiz azul decía que era rojo... Yo le contrariaba, claro, y entonces me pegaba. Aprendí a corroborarle, ¡y no es nada fácil para un niño subvertir sus propias percepciones...!

¿Y cómo sé yo ahora mismo que mi visión no es delirante, que no estoy loco?


¿Por qué me mira así?



Alegre lucidez

"Un hombre camina con sendas sandías bajo los brazos y, al tomar un recodo, ve la espalda de un hombre que camina ante él con sendas sandías bajo los brazos. ´¡Soy yo!´, piensa. Intenta alcanzarse, vanamente. Hasta que desiste: ´Y ¿para qué alcanzarme?´, concluye". Rosset aplaude este cuento, porque ilustra su convicción de la inexistencia de un yo personal -un "yo preidentitario"- y de la inutilidad de buscarlo. Disfruto con Rosset -Savater lo considera uno de los filósofos europeos más originales y sugestivos de hoy-, del que aprecio un irónico humor que emparento con la lucidez. La que emana de sus diáfanas obras, como Principios de sabiduría y de locura y Lejos de mí (Marbot).


VÍCTOR M. AMELA



dissabte, 21 de febrer de 2009

JERRY ENGEL, gurú de la innovación

"Silicon Valley: muchas pymes que pensaban a lo grande"



Tengo 62 años. Nací en Filadelfia y vivo en San Francisco. Soy profesor y director ejecutivo del Lester Center For Entrepreneurship and Innovation de la Universidad de Berkeley, California. Estoy casado y tengo dos hijos. Soy liberal y religioso, creo en Dios



Cuándo decidió que la innovación era lo suyo?
No llegué a entenderlo hasta bien pasados los 30 años, cuando dejé la Costa Este de Estados Unidos y me trasladé a la Costa Oeste, a Silicon Valley.

¿Mismo trabajo, diferente estilo?
La Costa Este tenía una base industrial fuerte dominada por grandes empresas y con una saludable población de pymes, empresas familiares que pasaban de generación en generación y de las que yo era consultor.

¿Y qué encontró en la Costa Oeste?
Pymes con otro perfil: empresas innovadoras que utilizaban nuevas tecnologías, de un crecimiento muy rápido y financiadas por capital de riesgo. Yo me especialicé en pymes en Ernst and Young, la consultoría más grande del mundo.

Empresas que hoy ya no son pequeñas.
No, algunas con las que estuve entonces son las grandes empresas de hoy, como Apple o Genentech, dedicada a la biotecnología.

¿Qué tiene de especial esa costa?
Una cultura de la innovación.

¿Por generación espontánea, alquileres baratos, genio y figura...?
No ha sido debido a una política del Gobierno o lo que yo llamaría una metodología de arriba abajo. Ha sido un proceso de abajo arriba. Lo que impulsó Silicon Valley es una tecnología maravillosa creada en grandes empresas, instituciones y universidades que ha sido traspasada a las pequeñas empresas.

¿Un acto de generosidad?
Visión. Lo que descubrí cuando llegué allí con 35 años fue un lugar con muchísimas empresas pequeñas que pensaban como grandes empresas; todas querían ser globales, aunque de media tuvieran tres o cuatro personas trabajando.

Por querer...
Lo que encontré más estimulante es que estas pequeñas empresas se encontraban apoyadas por una red de proveedores: letrados, contables, periódicos, relaciones públicas, agencia de publicidad...

¿Qué significa que estaban apoyadas?
En el modelo tradicional, a estos proveedores hay que pagarles en el acto, pero no en Silicon Valley: los proveedores invertían en las empresas con su trabajo y su tiempo; es decir, no les cobraban. Los propietarios de los espacios invertían su espacio dando un alquiler bajo, las universidades e instituciones invirtieron su tecnología..., de manera que todos tenían un porcentaje pequeño de esas nuevas empresas y todos estaban interesados en que funcionaran.

¿Si no había beneficios, los proveedores no cobraban?
Exacto, y eso crea un flujo de energía muy fuerte hacia la empresa. Es lo que llamamos en el mundo académico una alineación de intereses.

Sí, en el mundo normal también.
Yo, como consultor, colaboraba con muchísimos negocios. Eran empresas que no estaban en competencia las unas con las otras, competían con el mundo. La cultura era apoyar y llevar al éxito a estas pequeñas empresas, y eso creó un motor de riqueza.

¿El origen de este valle próspero?
Durante la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos invirtió una gran cantidad de dinero en investigación e ingeniería. El propósito era crear herramientas de destrucción.

Por supuesto.
Por tanto, al final de la guerra quedaban muchos ingenieros muy bien formados: expertos en aeroespacio, electrónica y comunicaciones. Paralelamente, se dio un avance rompedor en el mundo de la electrónica con el desarrollo del semiconductor.

De ahí el valle de silicio.
Sí, el material utilizado para fabricar el semiconductor, la tecnología que se desarrolló en ese valle y que dio origen a muchas empresas. ¿Pero cómo ese valle fue más allá de los semiconductores?

¿Cómo?
Ya se había incorporado el proceso de la innovación en la cultura de la población de ese valle. Ahora Silicon Valley es un valle de innovación y están saliendo de allí tecnologías no relacionadas con la original, como la biotecnología, internet, nanotecnología y, hoy en día, tecnología verde.

¿Qué entendemos por innovación?
Innovación, para mí, significa resolver un problema de una forma nueva; es el matrimonio de una gestión empresarial con una capacidad de creación.

¿Y esa capacidad de creación se puede crear?
Sí, y aquí vemos el poder de los modelos de rol, la gente que admira a otros que han tenido éxito y que deben enseñar a los más jóvenes en escuelas y universidades; y luego, en la empresa, son básicos los mentores.

¿Qué tipo de empresas nos sacarán de esta crisis mundial?
Las nuevas tecnologías: medio ambiente, ciencias de la salud, energía, biología, ciencia de los materiales. La tecnología de la información debe extenderse por el planeta, ese será el desafío y la oportunidad del siglo XXI, lo que nos ayudará a salir de esta crisis. Debemos centrarnos en negocios en los que ganen las dos partes, comprador y vendedor, y la evolución tecnológica nos aporta este tipo de beneficio.

Esa es la parte bonita, la otra cara es el control de la información.
Cada libertad tiene su desafío, y aquí es donde los ciudadanos debemos proteger nuestras libertades.




La moda clúster

Engel presidirá el comité mundial que se encargará de elegir los mejores proyectos que se presentarán en el marco del Hit Barcelona: 26 jóvenes empresas innovadoras de todo el mundo expondrán sus propuestas ante las grandes corporaciones e inversores internacionales. "Silicon Valley -dice este historiador económico- es uno de los mejores ejemplos de lo que llamamos un clúster (grupo de empresas unidas en red) de innovación, el propósito de mucha política y legislación de gobiernos de todo el mundo, que quieren establecer un clúster de innovación en su territorio. Pero el líder en cuanto a la implementación de una buena política para crear una sociedad de la innovación es hoy Barcelona".



IMA SANCHÍS



divendres, 20 de febrer de 2009

MARIE-MONIQUE ROBIN, periodista especializada en agroalimentación

"¿Tú comerías insecticida?"



Tengo 48 años. Nací en Gourgé, pueblecito cerca de Poitiers (Francia), en una familia campesina. Soy periodista. Estoy casada y tengo tres hijas (11, 14 y 17 años). ¿Política? No me caso con nadie, mi compromiso es con la gente: por eso pongo mi pluma en la llaga. Soy agnóstica



¿Qué es Monsanto?
El gigante de la industria agroquímica que domina el mercado mundial de la alimentación.

¿Cómo logra dominar la alimentación mundial?
Domina el mercado mundial de semillas: dominar las semillas es dominar los estómagos, la población mundial.

¿Y cómo se logra dominar las semillas?
Modificándolas genéticamente y patentándolas. Antes de 1992 no podían patentarse semillas, y Monsanto logró que Estados Unidos lo permitiese. Hoy tienen mil patentes.

¿Es algo que debería preocuparme?
Si te preocupa qué comen tus hijos, sí. Preocúpate por las 80.000 hectáreas cultivadas con maíz transgénico en Catalunya y Aragón: ¿por qué España es el único país de Europa que acepta cultivos transgénicos?

¿No sucede en otros países europeos?
Está prohibido. Con razón: carecemos de estudios sobre los efectos en la salud humana y en el medio ambiente de los organismos genéticamente modificados (OGM).

¿Y por qué España no los veta?
En el Gobierno de España hay ahora cuatro personas relacionadas con Monsanto.

¿Quiénes?
Estoy contrastando los datos y pronto publicaré sus nombres.

¿Ese maíz es un OGM de Monsanto?
Sí, se le llama maíz Bt, iniciales de Bacillus thurigiensis:esa bacteria está en el suelo de forma natural y es insecticida. Si se usa en preparados pulverizados es eficaz, y el sol la degrada pronto: resulta inocua para el medio ambiente. Pero los de Monsanto tomaron de la bacteria el gen que produce la toxina, y lo insertaron en el genoma del maíz.

Brillante idea: de este modo, ese maíz queda blindado contra los insectos, ¿no?
Sí, pero a un coste peligroso: la toxina intoxica no sólo al piral -insecto perjudicial para el maíz-, sino también a los insectos predadores del piral (como la crisopa), y a mariposas, mariquitas, microorganismos del suelo, pájaros insectívoros...

¿Y a mí?
¿Tú comerías insecticida? Pues ese maíz insecticida pasa a harinas, chips, tacos, cereales, sopas, tortas... ¿Por qué cada día hay más alergias? ¡Son sobrerreacciones de nuestro organismo ante algo que no reconoce!

Con no comer ese maíz, ¡salvado!
No: ese maíz poliniza cultivos de maíz ordinario, contaminándolos, convirtiéndolos también en transgénicos. ¡Extinguirá el maíz natural! Y aunque no ingirieses ese maíz directamente..., se lo dan como forraje a animales que luego tú sí comerás.

¿Debo alarmarme, pues?
Mis padres eran campesinos, líderes sindicales agrarios en Francia: adoptar abonos, pesticidas convencidos de que hacían progresar la agricultura. Hoy están arrepentidos: la biodiversidad de variedades hortofrutícolas ha decrecido drásticamente..., y la mayor proporción de cánceres se da entre agricultores.

Entonces sí podemos alarmarnos...
El herbicida más vendido del mundo se llama Roundup, de Monsanto. Extermina toda la maleza..., pero no es biodegradable, y es promotor de cánceres y perturbador endocrino. ¿Cómo no vamos a padecer cada día más cánceres, diabetes, parkinson y alzheimer? ¡Mis hijas y yo ya no comemos vegetales que no provengan de cultivo biológico!

¿Herbicidas y pesticidas dan cáncer?
¡Nacen bebés con residuos de dioxinas en sus células! Las dioxinas son derivados de síntesis químicas de laboratorio. Llegan a los bebés por lo que comen las madres.

Esto ya escalofría.
Estamos intoxicándonos. Mire el pan.

¿Qué le pasa?
Para que la espiga de trigo produzca más grano, ha sido genéticamente modificada y protegida con ocho pesticidas y varias hormonas... cuyos restos te comes en el pan. ¡Claro que hay cánceres de mama y próstata, y el esperma pierde fertilidad! Siete amigas de mi edad tienen cánceres. Ninguna amiga de mi madre lo tuvo a esta edad.

¿Y por qué no reaccionamos?
Porque priorizamos la cantidad, la producción, la viabilidad económica, el negocio, los precios... Pero este sistema acabará también con los pequeños agricultores.

¿Por qué?
Compran semillas genéticamente preparadas para ser fumigadas con Roundup, se obligan a comprar remesas nuevas cada año, y son caras. Perdemos miles de variedades tradicionales, y los campesinos acaban en manos de Monsanto, arruinándose muchos.

¿Qué pasará si se mantiene esta tónica?
Que Monsanto producirá todas las semillas... y todos los productos fitosanitarios sin los que esas semillas genéticamente modificadas no fructifican (como el Roundup, que le reporta el 30% de sus ingresos): ¡negocio redondo para Monsanto! Si se confirma que algún producto es peligroso, lo retirarán, dándoles tiempo para fabricar otro... hasta que vuelva a demostrarse que es cancerígeno o perturbador hormonal. Y así hasta que acabemos todos estériles y enfermos.

Esto es tan tremendo... Cuesta creerle.
Tenemos ya el precedente del agente naranja. Empleado como herbicida durante decenios, su uso en la guerra de Vietnam ratificó su toxicidad cancerígena. Así que ha sido retirado. Lo fabricaba Monsanto. ¿Y qué le ha pasado a Monsanto pese a los millones de damnificados? Nada.



Cultivos

Leer El mundo según Monsanto la multinacional Monsanto- y quienes se desviven por desbaratar los riesgos de ese escenario. Ella magnifica esos riesgos, y la industria agroquímica los minimiza. Monsanto no puede quejarse: el año pasado facturó 8.600 millones de dólares (120 en España) en productos fitosanitarios y semillas genéticamente modificadas. Bravo por sus 17.500 empleados en 46 países, y ojalá no sea a costa de la salud de nadie. TV3 emitirá este año un reportaje facturado por Robin.



VÍCTOR M. AMELA



dijous, 19 de febrer de 2009

CHARLIE TODD, fundador de Improv Everywhere; diseñador de escenas en lugares públicos

"No hay mejor espectáculo que el que da uno mismo"



Tengo 30 años y llevo 8 creando escenas imprevisibles en calles, tiendas y restaurantes de todo el mundo. Si quiere disfrutar del teatro, sea actor, director y espectador a la vez. No buscamos dinero, nos lo encontramos en publicidad en nuestros vídeos. Colaboro con el CCCB



Convocamos a doscientos amigos por internet y móvil un sábado cualquiera a las 14 h delante de la estación Grand Central de Nueva York...

¿Sabían a lo que iban?
Hace ocho años que fundamos Improv Everywhere y ya tenemos centenares de amigos: nadie sabía qué iba a ser, pero todos sabían que iba a ser divertido.

¿Qué les dijo?
Primero sincronizamos con precisión nuestros relojes y quedamos en que a las 14.30 h en punto nos quedaríamos congelados...

¿Por el frío?
... Haríamos la estatua. Nos quedaríamos clavados en el sitio, como en una película que detuvieras en un preciso fotograma.

¿Y qué tal salió?
Tenemos el vídeo colgado en YouTube: verá qué impresión.

Lo he visto: impresiona.
Cada día pasan medio millón de personas por aquella estación, y durante cinco minutos miles se vieron sorprendidas por aquellos cientos de estatuas humanas congeladas mirando una guía de la ciudad, con la maleta en la mano o hablando por el móvil.

¿Las estatuas se divirtieron?
De eso se trata: conseguir un momento mágico que replantee nuestras rutinas y tal vez arranque una sonrisa incluso a quien va siempre con cara de mala uva por la calle.

¿Más momentos mágicos?
Hemos filmado y colgado en la red más de 80. Uno de mis favoritos fue la realización de un sueño infantil: ¿nunca se ha imaginado que el camarero le sirva de repente el café cantando como en un musical?

Entre otras fantasías, sí.
Pues conseguimos realizar el sueño de ese musical inesperado en un enorme restaurante de comida rápida. Los comensales deglutían su almuerzo dentro de lo tristemente previsible cuando de repente se vieron sorprendidos por una camarera que comenzaba a cantar como en un musical.

¿Con orquesta y todo?
A cappella, pero con un pequeño micro portátil oculto: escribimos una escena Off Broadway para la ocasión. La camarera impuso su voz entre el murmullo: "Limoooonada/ otra vez se ha vuelto a derramaaaar/ Ahora la tengo que limpiaaaaar/ ¿Quién me deja una servilleta, please?/".

Bonito.
De repente le contestó otro de nuestros agentes simulando ser un cliente: "La mostaza se me ha caído/ En el pantalón escurrido/ ¿Quién me deja una servilleta, please?".

Usted tiene talento: está claro.
... Y se fueron sumando agentes al coro: otra clienta con un bebé: el de la limpieza con sus escobas... Todos pedían servilletas.

Eso ya era un motín.
Por eso llegó la autoridad, un segurata que chilló cabreado: "¿Qué demonios pasa?".

Sentido común al fin.
Pero todos cantaban pidiendo servilletas, así que usó su transmisor... Pero en realidad era un micrófono con el que se unió al coro.

¿Qué sacan ustedes de todo eso?
La magia se paga a sí misma. Hemos disfrutado muchísimo: llevamos ocho años consecutivos celebrando el día Sin Pantalones en Nueva York y recientemente también en ocho ciudades del planeta. Recorremos un trayecto en metro sin pantalones...

La ropa interior limpia... Espero.
Nadie se molesta. Incluso creo que apreciaron la agradable -sobre todo al ver algunos de nuestros agentes y agentas- interrupción de la rutina. Sólo en nuestra quinta edición, un policía celoso de su deber de preservar el aburrimiento público detuvo y esposó inopinadamente a ocho participantes.

¿Por exceso de michelín?
Ni siquiera eso. Los eligió al azar, el muy insensato. Pero fue un sacrificio útil para las libertades civiles: demostramos que no existe ninguna ley en el estado de Nueva York que prohíba vestir ropa interior en público.

¿Hacen política ustedes?
Nuestra única política es propiciar lo inesperado, que es la antesala de la creatividad y el antídoto contra la rutina. Admito que, en ese sentido, el de combatir el tedio, somos todo lo contrario de los políticos convencionales.

¿Causas sociales? ¿Laborales?
Nunca molestamos ni ridiculizamos a nadie ni vamos más allá de la mera búsqueda de lo insólito: si alguien extrae otras conclusiones de nuestras performances, es cosa suya.

¿Afán didáctico?
Celebramos el centenario de la muerte de Chejov con una conferencia de Chejov.

¿...?
Uno de nuestros agentes, que gozaba de un extraordinario parecido con el literato, se disfrazó de Chejov y dio una conferencia en el auditorio de la librería Barnes & Nobles de Union Square, en Nueva York...

Ocasión memorable.
Y celebrada. Una señora muy culta se quejó de que se le había hecho muy poca publicidad al "insigne autor de Juan Salvador Gaviota".También molestó más tarde a muchos de los asistentes que los servicios de seguridad desalojaran repentinamente al gran Chejov en plena intervención. Afortunadamente, pudo firmar ejemplares.

A lo mejor hasta releo a Chejov.
En otra ocasión colamos decenas de móviles en bolsos que dejamos en el vestuario de The Strand y los hicimos sonar todos a la vez con la misma melodía... ¡Ah! Fue una memorable sinfonía.



Todos actores

Todd no tenía dinero para Broadway y montó un musical en un bar. Desde entonces ha culminado 80 desafíos a la rutina urbana: declaraciones de amor en el metro; suicidas que se tiran de una acera de 30 cm; congresos de mellizos; sinfonías de móviles; repetición obsesiva de escenas a lo Atrapado en el tiempo en un café; un McDonalds convertido en restaurante de lujo... Para Improv Everywhere toda la ciudad es escenario y todo ciudadano actor. No han inventado el happening, pero son pioneros en tener con él ingresos de publicidad en sus vídeos gratuitos en la red. Es la tele, el teatro y el cine del futuro del que todos somos directores, empresarios, actores y espectadores. A la vez.


LLUÍS AMIGUET



dimecres, 18 de febrer de 2009

JOSEP GARRIGA, que estuvo 32 días en coma

"Tuve muchos sueños absurdos durante mi coma"


Tengo 67 años. Me crié en l´Hospitalet y vivo en Manresa. Fui taxista y carpintero. Estoy incapacitado laboralmente, por cardiomiopatía isquémica: me funciona el 23% del corazón. Estoy casado, tengo siete hijos (de 40 a 30 años) y cinco nietos. Voto socialista. Creo en Dios



¿Cuánto tiempo en coma?
Treinta y dos días.

¿Qué le pasó?
Ingresé en el hospital de urgencias: dolor en el pecho, los brazos medio dormidos...

¿Infarto?
Infarto miocárdico. Noté molestias a las seis de la madrugada pero aguanté hasta las diez de la mañana, cuando mi mujer me llevó al hospital. El médico me dijo que si espero media hora más, hubiese muerto.

Buen susto...
En el hospital descubrieron que tenía el corazón dañado ¡por otros cuatro infartos anteriores! Y allí padecí una angina postinfarto severa y entré en quirófano.

¿Se complicó?
Me hicieron un doble by-pass coronario. A las pocas horas de despertar de la operación se manifestó un neumotórax (yo era muy fumador), una infección pulmonar... y entré en coma. Era un 29 de agosto.

¿Qué recuerda de antes del coma?
A mi mujer y a mi hija junto a mi cama.

¿Y al despertar?
La herida del pecho cicatrizada: ¡deduje que había estado fuera bastantes días!

Treinta y dos días de paréntesis.
Luego me contaron que los primeros doce días me limpiaron los pulmones entre fiebres de 40 º y 41 º . Me metían en bañeras de hielo para bajarme la fiebre. Fui sondado para alimentarme y medicarme, intubado por la tráquea para respirar artificialmente...

Y usted, como muerto...
Mantenía actividad cerebral. Pero los médicos advirtieron a mi familia que estaba muy mal. Salvada la infección pulmonar, no entendían por qué yo no salía del coma.

Pero no salía.
Se sucedían los días, y no. Mi mujer e hijos venían a la UVI y me hablaban, por sugerencia médica: no descartan que en algunos casos sirva como estímulo neuronal y ayudar a salir... Mi hija no sabía ya qué decirme y me cantaba canciones de Frank Sinatra.

Usted no recuerda nada, claro.
Nada. Eso me lo han explicado después. Sí recuerdo ciertos sueños durante el coma.

¿Sueños?
Los he transcrito, quizá los tuve a la vez, mezclados, antes de salir. Son absurdos...

Cuénteme uno.
Junto a mi cama, tras un cristal, había el taller de un técnico del aire acondicionado. Siempre me invitaba a ver su taller, y no me apetecía. Él insistía. Un día fui. Al entrar, volví la cabeza: ¡me vi tumbado en la cama!

Adiós, cuerpo...
El técnico me distrajo mostrándome un carril suspendido del techo, un circuito circular por el que rodaba una esfera de acero... Al pasar la bola cerca de mí, vi que estaba formada por infinidad de bolitas pequeñas… Y él me dijo: "Anda, mete tú ahora una bolita", mostrándome un saco.

¿Qué había en el saco?
Bolitas pequeñas, como de acero. "Si la pongo no se pegará, caerá", objeté. Insistió. Tomé una. Al acercarse la bola, metí mi bolita... y se integró, absorbida en el conjunto. "Has dejado tu tiempo", dijo aquel hombre.

¿Adiós a esta vida, pues?
El médico me dio por muerto. Fue dos días antes de despertar.

Pero despertó. ¿A qué lo atribuye?
El médico no lo entiende. Y el 80% de los que salen de un coma así quedan con secuelas. Yo, nada. Sí pasó algo que..., quién sabe...

¿Qué?
Una enfermera morena y bajita le sugirió a mi mujer que acudiese a unas sanadoras espirituales. Así lo hizo mi mujer. Y fueron a mi casa, y limpiaron espiritualmente mi dormitorio... Y... yo desperté.

Eso suena tan raro como su sueño...
Luego intenté localizar a aquella enfermera morena y bajita. Y fue imposible: nadie en el hospital supo identificarla... Misterio.

Si su coma se hubiese prolongado como el de la italiana Eluana..., ¿qué?
Vivir años y años como un vegetal es cruel para quienes te aman, pues quedan atados a ti y no viven. ¡Yo hubiese querido que ellos se liberasen, y que me liberasen a mí!

¿Cree que Eluana anhelaba lo mismo?
De haber salido de su coma sólo cinco minutos, seguro que hubiese pedido a sus padres que vivieran... y que la dejaran irse, ¡que ya bastante tiempo llevaba Dios llamándola!

No lo ven así los jerarcas católicos...
Como creyente, discrepo de ellos en esto.

¿Ha cambiado usted en algo su vida tras su experiencia del coma?
Sí: ¡salí con unas tremendas ganas de vivir! Antes tenía un negocio -que quebró-, ajetreo, preocupaciones... Vivía superficialmente. Hoy disfruto cada pequeña cosa: el desayuno, el paseo, la petanca, hacer fotos, los amigos, escribir... ¡Todo es precioso!

¿Qué dice su mujer, su familia?
Me he venido a vivir a Manresa porque el alquiler es más barato que en Sant Boi, y ella se ha quedado allí junto a los hijos. Puede venir cuando quiera. Yo vivo solo, con tres gatos y mi pensión de 800 euros, que apenas me alcanza..., ¡pero soy feliz!

Le felicito.
Y ahora acabo de escribir algo que llevaba dentro, y escribirlo me ha aligerado...

¿De qué se trata?
Un día se me averió el coche y llamé a una grúa. La cara del de la grúa me sonaba. "¿Nos conocemos?", le pregunté al despedirnos… "Sí, visitó usted mi taller, ¿recuerda?", sonrió. ¡Era aquel hombre de mi sueño! Me dio su tarjeta. Me asusté, la rompí.



Misterio

Vi a Josep en un debate sobre eutanasia en Els matins de TV3 -al hilo del caso Eluana-, donde le oí argumentar sus posturas al respecto con sensatez, aludiendo a su propio coma, aunque sin entrar en detalles. Me ha apetecido conocerlos, y me ha recibido en su pisito de Manresa. Descubro a un hombre que, tras haber pisado el otro lado, vive con alegría y serenidad en esta orilla. Habla maravillas de la Ciutat Sanitària de Bellvitge y, agradecido, ha plasmado sus vivencias en un texto autoeditado... que incluye pasajes dignos del más creativo delirio surrealista y de la más volcánica imaginación, que tengo por una deslumbrada y perpleja expresión del misterio que nos trae, nos lleva y nos trasciende.


VíCTOR M. AMELA



dimarts, 17 de febrer de 2009

JANET BRAY ATTWOOD, 'coach' y conferenciante

"Eso a lo que prestas atención es lo que se multiplicará en tu vida"


Me siento atemporal. Nací en Hollywood y vivo la mitad de mi tiempo en una comunidad de meditación trascendental, en Fairfield, Iowa (hace 24 años), y en San Diego. Estoy divorciada y tenía tres golden retriever. El mundo es mi familia y la vida está para disfrutarla


Usted vive en comunidad, ¿con cuántas personas?
Con 2.000 meditadores, en el pueblecito de Iowa donde hay el índice de millonarios más alto de EE. UU.

Veo que para usted meditación y éxito están relacionados.
Sí, porque mediante la meditación la gente hace menos y consigue más. La meditación te permite tener más claridad. Yo medito regularmente desde los 20 años.

Algo debió de pasarle, cuénteme...
Me llevaba bien con mi padre y mis hermanos, pero con mi madre la relación era mágica. Nos queríamos tanto que a menudo me sacaba del colegio para jugar conmigo. Luego, cuando yo tenía 8 años, se convirtió en alcohólica y mi vida se derrumbó.

¿Del cielo al infierno?
Sí, mi madre entraba y salía de centros, pero acabó en la calle como una alcohólica loca.

¿Qué cree que le pasó?
Cuando tenía 6 años, su padre la separó de su madre y de su hermano y se la llevó a otro estado. Abusó de ella hasta los 18 años y todo esto no salió a la luz hasta su alcoholismo.

¿Qué fue de usted?
La adolescencia fue muy dura, lo pasaba mal en el colegio, y a los 17 años los amigos de mi hermano, a los que yo quería mucho y que empezaban a jugar con las drogas, abusaron físicamente de mí. A partir de entonces yo también me drogué y me fui a vivir con el jefe de una banda motera, los ángeles del infierno de Oakland.

Buena carrera.
A los 19 años tuve claro que estaba convirtiéndome en mi madre, así que decidí aprender meditación trascendental para sanar las partes rotas en mí. Me cambió la vida.

Meditar tampoco hace milagros.
Si tuviera que escoger dos cosas en mi vida, una sería la meditación -de hecho, durante años viajé con Maharishi Mahesh, fundador de la meditación trascendental-. Y la otra, la autobúsqueda.

¿Y cómo se ha ganado usted la vida?
Fui directora del departamento de telemarketing de Books Are Fun, la tercera empresa editorial de EE.UU., y cuando empezaba a aburrirme ocurrió algo mágico: en un seminario de Mark Victor Hansen -uno de los autores de Sopa de pollo para el alma-, él me preguntó cuál era mi sueño.

¿Y?
"Ser una buena oradora", y acabé trabajando para él en su programa El millonario iluminado, dando seminarios ante mil personas sobre cómo triunfar en los negocios.

Atrevida.
Había desarrollado un test personal para averiguar cuáles eran mis verdaderas pasiones, lo que a mí me ayudaba a aclarar las cosas, y decidí explicarlo. Un éxito rotundo.

Descúbranos el secreto.
Cuando te enfrentes a una decisión, oportunidad o elección, siempre escoge a favor de tu pasión, de esas cosas que te infunden vitalidad cuando las haces o piensas en ellas. Cuando sigas tus pasiones, amarás tu vida.

... Por lo menos durante un tiempo.
Intención, atención, distensión. Para tener intención es imprescindible ver claramente lo que de verdad te apasiona, y para averiguarlo nada mejor que el papel y el lápiz y responder a preguntas esenciales hasta tener claro el mundo que decides crear desde dentro. Mire, yo he hecho el test de la pasión con los tops de los tops y con personal carcelario.

¿Y?
La gente que no goza de éxito se centra en lo que no tiene, y la gente poderosa se centra y siempre escoge a favor de lo que más le concierne.

Los hay multipasionales.
Mediante el test acabas con cinco pasiones. Tras la intención es esencial la atención: tienes que prestar atención a eso que has escogido, porque hay mucha gente que sabe cuál es su pasión pero su día a día no tiene nada que ver con ella.

Las plantas de montaje están habitadas por esas personas.
Aquello a lo que prestas atención es lo que crece más y más en tu vida. Si tienes las ideas claras, lo que eliges que ocurra en tu vida aparecerá, pero sólo hasta el límite de tu claridad; pero si tu pasión es convertirte en un gran pianista, tienes que tocar el piano, encontrar un gran maestro, ir a conciertos...

Pasar a la acción.
Una vez has hecho todo lo que podías hacer, viene la distensión: deja que las cosas fluyan. Cuando te aferras de manera inflexible a tus ideas preconcebidas, estás interfiriendo en el flujo de la vida.

La intención es la elección consciente o inconsciente de crear.
Exacto, todos creamos las circunstancias y situaciones en nuestro mundo en virtud de las creencias y conceptos que consideramos verdaderos. Para la mayoría, las creaciones son inconscientes, y por tanto nos consideramos víctimas de las circunstancias.

Y comienza el hastiado lamento.
Estamos aquí para disfrutar de la vida, y la mayoría de la gente se centra en pensar en las cosas que no funcionan en la suya; pero paga un precio, aunque de alguna manera le recompense retozar en sus problemas. Recuperar el poder es tomar las riendas.

Hay que ser consciente de tu elección.
Sí, de qué es lo que escoges, a favor de qué. Tus pasiones son las claves para encontrar tu propósito en la vida.



Sanos, ricos y sabios

Dice que su pasión es ayudar a las personas a encontrar su grandeza, y así se gana la vida. Pertenece a esa nueva hornada de asesores personales y conferenciantes norteamericanos que beben de Oriente, y dio un taller en el III Forum de la Excelencia. Es cofundadora de la revista on line Healthy, Wealthy, Wise (sanos, ricos y sabios) y coautora de Descubre el secreto. El test que te permite averiguar cuáles son tus verdaderas pasiones, que estuvo en la lista de libros más leídos de The New York Times.Ayuda a mujeres sin recursos y jóvenes de centros correccionales a encontrar su camino, y ha recibido por ello el President´s Volunteer Service Award, máximo reconocimiento en el trabajo social en EE.UU.



IMA SANCHÍS



dilluns, 16 de febrer de 2009

AVISHAI MARGALIT, filósofo israelí, miembro del Institute for Advanced Study de Princeton

"En los animados bares de Tel Aviv no son de derechas"



Soy del dos por ciento de israelíes que estaban allí antes de 1948: creíamos que gobernaríamos el país, y ya ve. Nací en Afula, hoy bajo mandato palestino. Mi mujer es filósofa: cuatro hijos. Estuve en un kibutz y hoy gozo viendo Tel Aviv, floreciente ciudad Estado como Barcelona.


Siempre temí que el conflicto político de Oriente Medio se convirtiera en religioso, y es exactamente lo que está pasando.

¿Por qué es eso tan malo?
Porque en las guerras de religión el tiempo carece de importancia: los años de guerra se convierten en siglos y las partes se enfrentan durante generaciones.

Aquí la reconquista duró ocho siglos.
Los líderes árabes, antes nacionalistas o izquierdistas, al convertirse en islamistas adquieren la mentalidad de los resistentes a las cruzadas: "Si pudimos resistir a los cruzados cristianos hasta que se fueron doscientos años después, también echaremos a los cruzados sionistas aunque cueste siglos".

Dios no tiene prisa.
Pero hay otro elemento en juego en la compleja sociedad israelí: Lieberman. Su lema racista "Entiendo el árabe" amenaza también al millón y casi y medio de árabes -el 20 por ciento- del total de siete millones de israelíes. Es un peligroso incitador de odio.

¿Quién le ha votado?
Los rusos: un millón de inmigrantes de Rusia que creen que con los palestinos hay que hacer lo que Putin -lo admiran- ha hecho con los chechenos. También creen que hay que conducir el Estado al estilo del KGB. Lo curioso es que... ¡comen cerdo! Un anatema para los ultraortodoxos, algunos de los cuales, sin embargo, le han votado.

¿Qué pasará?
La derecha al final formará gobierno con Netanyahu: un paso atrás en la confusión.

¿Por qué?
La intervención en Gaza ha hecho girar a la sociedad israelí hacia la derecha, aunque ha sido percibida como un éxito militar. Los derechistas siguen gritando: "¡No habéis acabado el trabajo: no habéis acabado con Hamas!". Absurdo: sólo una dictadura militar que detuviera uno por uno a todos los palestinos podría acabar con Hamas. A EE. UU. le costó un mes tomar Iraq y aún siguen allí.

¿Y ahora?
Yo cofundé un partido hace años que sólo logró un escaño y entonces fue considerado radical: pedía una solución con dos estados.

¿No es eso lo que admiten todos ahora?
Los pragmáticos de hoy fueron los radicales de ayer. Hoy todos -la derecha también- sabemos adónde vamos: dos estados. Israel volverá a las fronteras de antes de la guerra del 67 con intercambio de territorios.

Entonces...
La derecha insiste en que no hay interlocutor fiable para negociar ese paso con garantías, así que la alternativa era marcar nuestras fronteras de forma unilateral; iniciar una retirada y consolidar el Estado y, si había una respuesta armada, darles bien duro.

¿Y...?
Nos retiramos de Gaza, pero entonces estalló Líbano con Hizbulah y el triunfo electoral de Hamas en Gaza: Egipto, Jordania, Estados Unidos e Israel se acoquinaron ante la posibilidad de que Hamas gobernara con éxito y su revolución se extendiera por todo el planeta, y así iniciamos con su beneplácito un embargo y un bloqueo que convirtió Gaza en una cárcel.

Hamas también disparaba.
Empezaron a lanzarnos cohetes: cinco mil. Ha sido intolerable ver el goteo de muertos israelíes día a día y soportarlo impotentes. Y esa provocación era inevitable que acabara con la intervención militar en Gaza.

¿No es Irán quien manipula a Hamas?
Se beneficia de Hamas, pero sólo son compañeros de viaje. Es una tontería sobrestimar el papel de Irán. En cambio, tenemos la oportunidad de aprovechar el miedo del mundo árabe -incluida Arabia Saudí- a Hamas e Hizbulah para establecer alianzas y reconducir el islamismo. Erdogan, en Turquía, demuestra pese a todo que hay un islamismo tranquilo que puede ser moderado.

¿Qué aconseja usted?
No creo que me hagan mucho caso, pero lo mejor para todos sería reducir el perfil del conflicto, quitarle relieve mediático: evitar en lo posible que Palestina sea el símbolo que atiza la revolución islámica en el planeta; y establecer alianzas con los países árabes -que tienen mucho que perder si el ejemplo de Hamas y Hizbulah cunde- para reconducirlo: hacer que el enfrentamiento deje de ser religioso y vuelva a ser político.

Israel también parece más radical.
Hay el Israel derechista de las elecciones, pero también el Israel de las discotecas, los bares, los restaurantes: Tel Aviv, donde no son de derechas y una ciudad vibrante, polis magnífica, una ciudad Estado renacentista como Barcelona, donde la gente quiere vivir y prosperar en paz. Quieren soluciones pragmáticas, no cruzadas militares.

¿Obama?
Quiere cambio y cambio de verdad, pero no sé si tiene tiempo para poder concentrarse en Oriente Medio. Afganistán, Iraq, Pakistán, Irán... Todo se verá pospuesto por la emergencia económica que le absorbe.

Le queda mucho mandato todavía...
... Lo que no haga al principio no podrá hacerlo luego. El lobby judío se le impondrá. También está Hillary Clinton, un poder...

Y ha nombrado a George Mitchell.
Con excelentes credenciales: hizo un trabajo magnífico en Irlanda. Si él no logra mejorar la situación, no sé quién lo hará. Pero durante algunos años la economía absorberá las energías para el cambio: ahora estamos en el impasse del caos. Debemos trabajar para lo mejor y estar preparados para lo peor.



Cansados de la mili

Margalit, hijo de izquierdistas utópicos, aún es pensador de referencia para la intelectualidad judía. Antes de intervenir en CaixaForum, admite que el espíritu utópico de los kibutz de su juventud ha cedido ante el crudo militarismo de la derecha y el racismo de Lieberman, que hoy decide el gobierno de su país. Sólo se permite sonreír cuando atisba un destello de esperanza en las luces de las discotecas de Tel Aviv -todo el mundo me cuenta maravillas: habrá que ir-, ciudad donde nuevas generaciones de israelíes árabes y judíos comparten un gran ideal: disfrutar de sus vidas y de sus animadas terrazas y cafeterías sin cohetes, bombas ni fusiles en bandolera durante eternos servicios militares.



LLUÍS AMIGUET