dimarts, 28 d’abril de 2009

JOSEF JANNING, asesor del Gobierno Federal Alemán; codirige la Fundación Bertelsmann

"España debe ir al colegio o a la cola del paro"



Tengo 53 años: estudiar enseña qué se hizo, pero yo quiero también saber qué hacer. Soy de Westfalia: ante todo, un pragmático. Casado, dos hijos. No creo en el crecimiento sin fin, sino en un estilo de vida sostenible con energía renovable. Colaboro con la Fundació Jordi Pujol



¿Por qué tenemos la mitad de la población y el doble de tasa de paro que Alemania?
España ha disfrutado de 16 años de prosperidad: el milagro español...

Agua, ¡ay!, ya pasada...
... Una situación con algún paralelismo a la que vivió la RFA en 1972 cuando se acabó el milagro económico alemán. Entonces nos dimos cuenta de varias cosas...

...
La primera es que todo milagro sucede para superar una desgracia previa, por lo que cuando una economía deja de ser desgraciada, madura y se acaba el milagro. Entonces debes acostumbrarte a la normalidad económica de los países ricos: a crecer poco.

Aquí hemos ido de milagro a pesadilla.
Porque su fin del milagro por maduración de la economía ha coincidido con el fin de otros milagros económicos que, en realidad, eran meras burbujas globales.

Al menos, así, disimulamos.
Otra cosa que tienen en común las burbujas es que nadie se da cuenta de que lo son hasta que estallan y dejan en evidencia que tus proyecciones de futuro lineales eran falsas, como las del pavo que, alimentado cada día, acabara pensando que los humanos son seres generosos, nobles y desinteresados...

... Hasta que llega el día de Navidad.
Pero ¿por qué España tiene el doble de paro que la media de los países de la UE-27, incluyendo países mucho más pobres?

¿...?
Se habla mucho del bluf de la construcción español; y es cierto que lo hubo e influye, pero nosotros creemos que la gran razón de esa enorme diferencia entre España y Europa está en el rapidísimo crecimiento del empleo en el sector de servicios español...


¿Qué le pasa?
Que ha crecido en estos quince años de prosperidad pero no ha madurado aún. El sector servicios alemán, por ejemplo, es más maduro y resiliente porque ya ha vivido otras crisis; en cambio, las empresas de servicios españolas, inmaduras, al ver las cifras de la crisis -sin esa experiencia previa se situaciones similares- han despedido en masa.

Podría ser.
No hay otro país en la UE con esa cifra de paro: ni Bulgaria, ni Irlanda...

No siga: ¿qué nos sugiere?
Veamos: Alemania descubrió en 1972, al acabar su milagro económico, que había un paro estructural y que tenía que vivir con él.

¿Por qué?
El paro estructural aparece cuando una economía evoluciona más rápido que la formación de su población y ya no absorbe cualquier mano de obra: necesita un mínimo de cualificación que ya no todos alcanzan.

Hasta el albañil debe usar ordenador.
Esa maduración tecnológica y productiva crea más riqueza, pero la reparte peor y ya no integra a todos: o el parado aprende esas nuevas tecnologías o se queda en el paro.

¿Qué hacer?
La única salida duradera al paro en una economía ya madura como la española es la educación: España debe ir al colegio o a la cola del paro. Sólo queda invertir masivamente en formación de la población general y de los parados en particular o esperar a que vuelva a producirse otra burbuja.

¿No es mejor invertir en carreteras?
Es mucho más efectivo incluso a corto plazo invertir en talento y conocimiento que en piedras. Yo soy keynesiano, pero no creo tanto en las obras públicas como en las infraestructuras de la mente. Las nuevas tecnologías crean más empleo que la construcción.

Alemania tenía una excelente formación profesional.
Trabajamos precisamente en reformarla.

Ya nos enseñarán a enseñar.
Aprenderemos juntos: no lo dude. Yo soy europeísta, pero si no lo fuera por convicción, lo sería por pragmatismo: sin el euro, ahora Europa sería un desastre y las pequeñas divisas como la peseta serían pasto de los especuladores como Soros.

Sin euro, también podríamos devaluar la peseta para ser más competitivos.
De acuerdo: no pueden devaluar y hacen ahora el ajuste vía empleo, pero las consecuencias para la sociedad serían peores si la peseta estuviera en caída libre. Además, sin euro, frenar la tentación proteccionista en Europa hubiera sido imposible.

¿Merkel ha reaccionado a tiempo?
La critican por lenta, pero lo fue porque tuvimos un debate anterior a la crisis sobre los disparatados sueldos de los directivos de empresa y banca, así que era muy difícil convencer a los contribuyentes de que íbamos a darles, encima, miles de millones a esos directivos millonarios para que reflotaran sus empresas: eso retardó su reacción.

Ahora un comprador de coche alemán recibe 2.500 euros de subvención.
Una subvención que beneficia a los trabajadores españoles del automóvil. Eso está bien, pero el gran acierto de Merkel fue prometer a todos los alemanes que todos sus ahorros estaban garantizados en todos los bancos por el Estado.

¿Podía prometer eso?
Lo hizo y esa promesa -créame- en un país de ahorradores como Alemania salvó la economía social de mercado. Pero lo peor aún está por llegar en el segundo trimestre: crecerá el paro y en septiembre tenemos elecciones. Sospecho que los dos grandes partidos perderán tantos votos que tendrán que volver a coaligarse.



Sarkouis de Funes

Janning es un reputado egghead (cabeza de huevo, empollón) que analiza informes, pero cree en la química personal "cuando es fruto de unos valores comunes" entre estadistas: la tuvieron Willy Brandt y Felipe González y Kohl, y todos, con Mitterrand. De hecho, la socialdemocracia española que nos gobierna es una criatura alemana y alimentada con marcos (entre otros, de la Fundación Bertelsmann). Hoy sufrimos la falta de esa química entre Sarkozy, Merkel y Brown: "Bajo las sonrisas de la foto, rivalizan por el liderazgo europeo". Conoce a Sarkozy, en quien admira la capacidad de convertir en personales los asuntos de Estado, pero "no puedo evitar que me recuerde a Louis de Funes" .



LLUÍS AMIGUET