dissabte, 31 de gener de 2009

MANOEL DE OLIVEIRA, director de cine centenario

"Lo que salvaría al mundo es algo simple: el respeto al otro"


Tengo 100 años. Nací y vivo en Oporto, en una casa donde hubo un solo nacimiento, el mío, y una sola muerte, la de mi padre. Casado desde hace 69 años. Tengo 4 hijos, 6 nietos y 3 bisnietos, una vida completa. Me interesa el arte, no la política. Mi creencia espiritual es la duda


¿Sigue enamorado tras 69 años?
Claro, porque el amor con el tiempo cambia, se va haciendo espiritual. Al principio domina la juventud, un momento que perdura en la memoria porque está preñado de felicidad, aunque la felicidad nunca se tiene.


¿Ni un instante?
Se está contento o descontento, pero la felicidad sólo se halla en el recuerdo, sólo los años te hacen ver que de por sí la juventud proporciona felicidad.

Pero preferimos no volver atrás, aquel que fuimos ya no nos interesa.
Como decía mi padre: parar es morir. Nuestro camino es andar, somos juguetes del destino: lo que da a uno es lo que quita a otro, y no se sabe por qué.

Saltador de pértiga, aviador, corredor de coches... ¿Qué lugar ha ocupado el cine?
El lugar del cine es la expresión, se trata de la interpretación que cada uno tiene de la vida, pero no de que yo quiera contar nada; simplemente, me veo sometido a los caprichos y los impulsos de la naturaleza; de manera que lo que he contado ha sido la vida.

La vida según Oliveira.
Tobias Espinosa decía que pensamos que somos libres porque ignoramos las fuerzas oscuras que nos dominan. Sabemos por instinto, como los animales, que lo saben todo sin poner un pie en la escuela.

Cuando cumplió los 64 años había rodado tres películas.
El cine es extremamente dependiente del dinero; pero en su esencia el cine es artesanía, la industria son los laboratorios y los estudios. El artesano hace las cosas siempre diferentes, la industria repite lo mismo hasta la saciedad.

Y a partir de los 70, más de 40 películas.
La necesidad de pintar no es la misma que la de mostrar lo pintado. Vermeer vendió sólo un cuadro, pero creó muchos a lo largo de su vida.

Entiendo, algo así como una necesidad.
Sí, porque en el momento en el que uno se expresa es como una pausa, porque impide pensar en otras cosas, es el momento en el que uno intenta alcanzar el absoluto.

Una de sus películas, A visita, es su legado para después de su vida.
No tiene nada de extraordinario, habla de mí mismo, lo cual me da pudor, por eso prefiero estar muerto cuando se estrene. Pero no hay nada de escandaloso o provocador, habla de un tiempo, de una casa que construí y en la que viví durante 40 años, donde tuve y eduqué a mis hijos y a mis nietos, donde he jugado, y después me vi obligado a perder, pero me queda la memoria.

Cuénteme.
La verdad está en las paredes de esa casa. Verá, un día, con otros realizadores, fui a visitar en París una sala llena de espejos. Alguien dijo que aquellos espejos guardaban muchas memorias. Si pudiéramos extraer sus imágenes tendríamos una historia verdadera; pero nuestra memoria es corta y caprichosa, atesora cosas que no son importantes, las importantes son otras.

Pero las paredes de su casa no pueden hablar y usted sí.
Sí, pero ellas no le mentirían.

No me importa que me mienta.
Yo soñé o yo pensé, ¿qué diferencia hay?, ni siquiera nosotros mismos sabemos si lo soñado fue pensado o lo pensado soñado; aun así, procuro no mentir.

¿Por qué?
No me gusta la falsedad. Lo que salvaría al mundo es algo muy simple: el respeto por el otro. Así debería ser.

Hábleme de aquellos recuerdos felices.
¿Quién puede explicar qué es la felicidad...?, demasiado compleja.

Para cada uno tiene un significado.
Tengo recuerdos felices, pero son mis secretos; y están más en los afectos que en el cine, que sólo es una tentativa de decir algo.

Tras cien años observando el mundo, ¿qué piensa del ser humano?
El ser humano es un bicho terrible, el peor de todos. En los animales irracionales la relación entre lo femenino y lo masculino tiene un único fin: la continuación de la especie, y luchan por ello, pero no albergan sentimiento de venganza, que es el sentimiento más antiguo del ser humano. Lo que está pasando en Gaza ya ocurrió hace mucho tiempo en el mismo lugar con Sansón.

¿?
Apartó las columnas y todos murieron, por venganza. Ganarán unos u otros, pero el sentimiento de venganza quedará.

¿Cuál es la mejor virtud humana?
La santidad, y si quiere saber lo que es, debe preguntárselo a los chinos.

¿A los chinos?
Sí, en tiempos de Mao, cuando un hombre alcanzaba una edad muy avanzada se convertía en santo.

¿Es usted santo?
Hay que alcanzar los 120 o 140 años. Yo por ahora sólo soy un buen pecador.

¿Cuál es su mayor pecado?
Amar a las mujeres, porque son las madres de la humanidad. La mujer es la tierra, el hombre sólo la semilla, prescindible.

¿Qué le gusta de las mujeres?
Antes el humano era un andrógino, una unidad esférica que vivía feliz y no pensaba. Cuando se dividió, sólo el encuentro con el alma gemela nos permite vivir el absoluto.

¿Usted cree en eso?
Yo soy un hombre de buena fe y me lo creo todo.



Un siglo de cine

Da la impresión de que su secreto -no tener edad, vencer a la muerte neuronal- tiene que ver con su pasión por la dialéctica y el juego. "Usted no contesta a ninguna pregunta", le digo tras una hora y media agotadora. "Es que me habla de filosofía", me contesta con una media sonrisa. "Es usted el que habla de filosofía, yo le pregunto sobre la vida", protesto. "Es que todo está mezclado -me responde-, se trata de una gran confusión". "Sí, es sorprendente -me cuenta Luis Miñarro, productor de Singularidades de una chica rubia, en proceso de montaje-. Su modernidad y sutileza son ya escuela". Y lo es su propia vida, director que a partir de los 70 años, superadas dictadura y estrecheces, se puso a crear.



IMA SANCHÍS



divendres, 30 de gener de 2009

MARIANO BUENO, experto en geobiología

"Duerme con la cabeza hacia el norte y descansarás mejor"



Tengo 50 años. Nací y vivo en Benicarló. Soy experto en geobiología, cultivo ecológico y biohabitabilidad. Vivo en pareja y tengo un hijo de 11 años. ¿Política? El bienestar de la gente. ¿Dios? Somos parte de la luz universal: cada día me siento más espiritual y menos religioso


¿Qué hace un experto en geobiología?
Estudio la influencia de las radiaciones terrestres sobre los tejidos vivos, sobre la salud humana.

¿A qué radiaciones terrestres se refiere?
A las procedentes de venas subterráneas de agua, fallas geológicas, grietas, subsuelos graníticos, campos geomagnéticos... Y las artificiales: tuberías, tendidos eléctricos...

¿Todo eso influye en mi organismo?
¡Por supuesto! Y más intensamente en niños y personas hipersensibles.

¿De qué clase de influencia se trata?
De ionizaciones, alteraciones del bioelectromagnetismo natural de nuestras células.

¿Bioelectromagnetismo?
Las células intercambian cargas eléctricas. El flujo de electrones hace que tu cuerpo tenga magnetismo. Igual que el planeta Tierra, que es un gran electroimán.

Con sus dos polos, norte y sur.
El magnetismo terrestre nos influye, sobre todo en las horas del sueño. Atentos: dormir con el cuerpo alineado con el magnetismo terrestre favorece el descanso. Cabeza orientada hacia el norte, pies hacia el sur: es la orientación más relajante, ¡descansarás mejor!

¿Y si duermo en otras orientaciones?
Dormir con la cabeza hacia el este favorece un despertar revitalizado.

¿Y con la cabeza hacia el sur?
Despertarás tenso, nervioso.

¿Y hacia el oeste?
Debilita, desvitaliza, deprime. Lo saludable: situar la cabecera entre el norte y el este.

¿Tiene argumentos científicos?
Las células son como pequeñas brújulas y se repolarizan y reparan: facilitar el proceso refuerza tu salud. ¡Tu dormitorio es la verdadera cámara de tu salud! No la perturbes.

¿Y qué es lo más perturbador?
Luces - ¡la oscuridad activa la melatonina, hormona activadora de la reparación celular!-,temperatura alta, ruidos... y campos electromagnéticos (naturales o artificiales): inhiben la producción de melatonina.

¿Qué campos son naturales?
Las corrientes de agua subterránea: las moléculas del agua en movimiento, en fricción con el subsuelo, generan un campo electromagnético. Dormir sobre ese punto geopatógeno perturba tu regeneración celular.

¿Hasta qué extremo?
Hasta enfermar. ¡Cualquier radiación electromagnética intensa inhibe la glándula pineal y deja de segregar melatonina! Y eso ocho horas por noche, noche tras noche, impide a las células repararse debidamente: padecerás dolores de cabeza, dolencias articulares, disfunciones orgánicas, depresión del sistema inmunitario... A largo plazo, eso puede derivar en patologías neurodegenerativas, leucemias, tumores...

¡Dígame qué puntos son geopatógenos!
Esos en que se superpone una falla terrestre, una vena de agua y una línea Hartmann (corrientes electromagnéticas que recorren toda la superficie terrestre, en retícula).

¿Cómo detectar esos puntos?
Los zahoríes lo hacían con varas de avellano o péndulos. Hoy tenemos detectores electrónicos que captan los flujos de radiación. Y hay poderosas perturbaciones que son muy obvias, las artificiales: ¡evítalas!

¿Cuáles?
Torres de alta tensión, transformadores, cables eléctricos, electrodomésticos conectados a la red eléctrica, radiaciones de alta frecuencia, de telefonía móvil, inalámbricas... ¡Evita eso en tus noches o enfermarás!

Tengo un despertador eléctrico.
Cámbialo por uno de pilas, o aléjalo de tu cuerpo. Los cables eléctricos, lo más lejos posible de tu cabeza.

Tengo una tele a los pies de la cama.
Si es de pantalla plana, irradia poco. En cambio, un televisor de tubo catódico emite radiación ¡hasta cuatro metros! Sobre todo hacia atrás, y atravesando muros. Una vez detecté que el malestar de una persona provenía del trasero del televisor de su vecino...

¿Y qué hago con mi teléfono móvil?
¡Fuera del dormitorio, por supuesto! Sus microondas agitan tus células. Hoy sabemos que hablar con el móvil pegado al cráneo durante más de diez años... ¡duplica las posibilidades de desarrollar un tumor cerebral!

Pues yo llevo así algo más de diez años. Y, por trabajo, ¡necesito seguir usándolo!
Bien: aleja el móvil de tu cabeza. A más distancia, menos la irradiarás. Es fácil: ¡usa unos auriculares manos libres ambulantes!

En cuanto salga de aquí. ¿Qué otras perturbaciones me aconseja evitar?
Nuestros hogares son nidos de contaminación electromagnética y química. Deja que entre luz solar y aire, usa mobiliario de madera, usa pinturas ecológicas y destierra ambientadores, suavizantes, lejías y detergentes sintéticos. Si lavas la ropa con bicarbonato ¡te quedará lo bastante bien! Y vigila tus productos de limpieza: que sean de química dulce,no tóxica.

Lo que no haré es vivir a la luz de velas.
No, pero libera tu zona de descanso de contaminación electromagnética. Y al llegar a casa, camina descalzo: durante el día caminamos sobre suela aislante y trabajamos en edificios aislados enfermos,así que nos conviene descargarnos.

Deme un último consejo revitalizante.
En un frasco haz germinar semillas de alfalfa y consume ese germinado: es muy digestivo y concentra nutrientes que regeneran tus tejidos y protegen tu salud.


El móvil, alejado

Mariano Bueno es el pionero de la geobiología en España, autor desde hace 25 años de clásicos como Vivir en casa sana,El gran libro de la casa sana o El huerto familiar ecológico (www.casasana.info) y fundador de la Asociación de Estudios Geobiológicos GEA (www.gea-es.org). Divulga el concepto de higiene energética: "Pegarte un móvil al cráneo o dormir junto a una radiación electromagnética es tan antihigiénico como comer con las manos sucias". Mueve uno de sus detectores y me señala por dónde pasa un tendido eléctrico, y con otro mide la elevada radiación de gas radón emitida por el granito de la barra del bar... Yo salgo a comprarme un manos libres ambulante para mi móvil.



VÍCTOR-M. AMELA



dijous, 29 de gener de 2009

HANS-GERT PÖTTERING, presidente del Parlamento Europeo

"Si la UE no es fuerte, ¿quién negocia de tú a tú con Rusia?"


Tengo 63 años, suficientes para recordar la posguerra y saber cuánto peor vivíamos los ciudadanos sin la Unión Europea. Necesitamos buenos profesores de historia que lo expliquen. Voy a ser el diputado más veterano de la Eurocámara. Sin el euro ahora estaríamos peor.


¿Todavía se envía a los políticos acabados al Parlamento Europeo?
Cuando yo acepté irme al Europarlamento en 1979, los partidos sólo presentaban en las listas europeas a viejas glorias de la política nacional. Un diario alemán tituló: "Si tienes un abuelo, ¡mándalo a Europa!".

¿Han cambiado las cosas?
A mí me ofrecieron un cargo en la política alemana, pero preferí la europea, pese a que entonces sólo tenía 37 años y si, ahora en julio, soy reelegido, seré el único eurodiputado que estuvo en la fundación del Parlamento Europeo. Llevo más de 30 años de eurodiputado y nunca me he arrepentido.

¿Por qué quiso irse a Bruselas?
Mi padre fue soldado de la Wermacht y hoy sabemos que murió en marzo de 1945 en la frontera germano-polaca; yo nací en septiembre. Entonces aún esperábamos que volviera y pasé mi infancia esperándolo. Fui al Europarlamento por la esencia de la Unión Europea, que es la paz entre los pueblos.

No es poco.
Por eso volví a emocionarme el día de la apertura de la frontera de Alemania con Polonia, donde murió mi padre, y con Chequia, cuando ingresaron en la UE.

Pero la política europea no apasiona.
Me preocupa más que sea útil que apasionante. Los europeos seguimos siendo muy diferentes, pero la fuerza de nuestra unión emana precisamente de nuestra diversidad.

¿Bruselas debe mandar más o menos?
Lo que pueda solucionarse a nivel local, que lo solucione el gobierno local; y lo que necesita una administración regional, pues el gobierno regional, y lo que pueda solucionar el estado que no lo legisle Bruselas. Es el principio de subsidiariedad en el que creo.

Por ejemplo...
Bruselas no debe legislar sobre si se fuma en los bares o no, pero es el único nivel de gobierno que puede regular con garantías para el ciudadano el mercado europeo de la energía; coordinar las políticas contra la recesión económica o el cambio climático.

¿Por qué?
Vamos a ver: ¿quién si no es la Unión Europea puede negociar de tú a tú con Rusia sobre el abastecimiento de energía a Europa? La subsidiariedad crea más valor para el ciudadano que cualquier otro principio de asignación de competencias.

La UE no tiene diplomáticos.
El tratado de Lisboa prevé que tengamos un servicio diplomático europeo. Y sólo a ese nivel europeo podemos enfrentarnos con garantías a los problemas globales como esta recesión que todos los demás niveles de gobierno sólo pueden capear.

Hay quien cree que el euro es el problema y otros la solución.
Sin el euro, estaríamos mucho peor. Los países del euro hemos transformado nuestra anterior soberanía monetaria individual en una compartida que en realidad nos hace a todos más estables y soberanos para beneficio del ciudadano. Sin euro, ahora Europa sería -como fue antaño- un descontrol de devaluaciones y apreciaciones de divisas. Y precisamente lo que legislaremos ahora es la creación de un regulador bancario.

¿Cuál ha sido su peor momento?
Cuando votamos la Carta de los Derechos en diciembre del 2007, la sesentena de diputados euroescépticos montaron una bronca tremenda. Yo les pedí en inglés que se atuvieran al reglamento y ya después simplemente en mi alemán que fueran educados.

Es la salsa de los parlamentos.
Creo que obtuvieron lo contrario de lo que buscaban: su conducta me reafirmó todavía más en mis convicciones europeístas.

Hay candidatos a eurodiputado que pidieron el no a la Constitución europea.
Están en su derecho a ser europarlamentarios y el ciudadano a votarlos: esa disensión y nuestra capacidad de asumirla nos hace más fuertes como europeos.

¿El mejor momento parlamentario?
Fue espectacular el toma y daca entre Daniel Cohn-Bendit...

Brillante invitado de La Contra.
... y Sarkozy, cuyas dotes oratorias nos sorprendieron a todos entonces. Cohn-Bendit habla siempre sin guión previo ni papel, hilvanando, ameno y efectivo, su discurso sobre la marcha.

¿En Bruselas hacen tantos novillos como en el Parlamento español y el catalán?
En las votaciones la presencia de los diputados es masiva, pero me gustaría que participaran más en los debates.

¿Qué país se interesa más por los debates del Europarlamento?
Luxemburgo, sin duda.

¿Por qué debo yo perder un par de horas votando para el Europarlamento?
Los europeos más jóvenes ya han olvidado lo que era la Europa de las guerras recurrentes y después la vieja Europa de la desconfianza de los muros y fronteras, y hasta hace poco de los continuos y onerosos cambios de moneda. Por eso nos hacen mucha falta los buenos profesores de historia que expliquen lo que fuimos y cuánto ha mejorado nuestras vidas tener esta Unión.

¿Y sólo por eso irán a votar quienes sí lo recuerdan?
Quienes han vivido aquella Europa tan dividida tienen de nuevo la oportunidad de decir si quieren más o menos Europa y si la quieren más centralizada o más federal. Todos tienen su sitio en la UE, incluso los que están contra ella.



Europa avanza

Tengo ante mí al más veterano de los eurodiputados y es exactamente como la UE: está más pendiente de no meter la pata que de acertar. Aun así se equivoca -yo también- al citar una cifra económica tras zafarse de un aluvión de preguntas sobre el catalán. Le asisten en las respuestas dos asesores (¡jolín!: a la próxima yo también me los traigo). Como la UE, Pöttering no quiere líos y orilla con frialdad tecnocrática en un inglés sin nación los debates soberanos que acaloran a los nacionales en sus propias lenguas. Es Europa y avanza inexorable hacia una Unión con lógica, pero sin entusiasmo, esquivando los cadáveres de apasionados referéndums que la negaron sin saber detenerla.


LLUÍS AMIGUET



dimecres, 28 de gener de 2009

JOAN 'PIPA', pastor de ovejas

"Cada día salgo con las ovejas, cada día es fiesta"


Tengo 71 años y estoy fuerte. Nací en Vallfogona del Ripollès (Pirineo) y hoy vivo cerca de Banyoles. Soy pastor desde muy niño. Estoy casado y tenemos una hija, Teresa. ¿Política? Un gobierno que lo haga bien. Creo en Dios... y a veces me cago en Él. Fumo siempre en pipa.


¿Cuántas ovejas nos siguen?
Aquí hay 984 ovejas.

¿Todas suyas?
Algunas sí. Otras de diversos amos. Yo me encargo de todas. Son mi vida.

¿En qué sentido?
Salgo cada día al campo con ellas. De once de la mañana a cinco de la tarde. Cada día del año. Si no lo hiciese, me moriría.

¿Nunca se toma fiesta?
Por esta pendiente baja rapidito. ¡Corre!

¿Qué pasa?
Si te arrolla una oveja y caes al suelo, vas listo: te pasará el rebaño entero por encima. Quedarás bien machacado.

¡Ueeh, voy!
Ala, ya estamos. Ah, mira qué prado. ¡Eh, Rumbooooo!

Rumbo ¿es el perro?
Sí, es bueno. Sale un perro bueno de cada cinco. Aquí tienen buena hierba para rato.

Le preguntaba si hacía usted fiesta.
¿Fiesta? Si no sales un día, se te descontrola el rebaño. No he hecho dos días de fiesta en toda mi vida. ¡Pero cada día es fiesta para mí, porque salgo al campo con las ovejas!

¿Tanto le gusta esto?
Si me siento enfermo no me quedo en casa: empeoraría. Salgo con las ovejas, y me curo.

Hace usted lo que quiere.
¡Lo que debo! Lo que toca. Y con ganas.

¿Y así es usted feliz?
Sí, aunque ya no es como antes. Antes éramos muchos, nos juntábamos, charlábamos, hacíamos partidas de cartas por la noche... Si teníamos hambre, matábamos un cabrito, y nos lo comíamos. ¡Era cojonudo!

¿Van quedando pocos pastores?
Pastores de verdad, pocos. Hay esos pastores jóvenes con ordenador, que no saben nada… Es por culpa del gobierno, que no entiende nada de esta materia. Te piden cada día más papeleo, te ponen más pegas, le meten un chip en la barriga a cada oveja…

¿Para qué?
Para controlar. Algunas ovejas se mueren, les sienta mal el chip. Un desastre. Y muchos caminos están ya casi perdidos, o están vallados, la montaña se llena de alambres...

¿Qué alambres?
Vallados para vacas. ¡La naturaleza hizo la montaña para las ovejas, no para las vacas! Las vacas destruyen la montaña. Yo mataría a todas las vacas.

¿Sí?
El abono de oveja alimenta el suelo de la montaña, hace salir buena hierba. La mierda y el orín de las vacas sólo cría espinas y mala hierba.

¿Siempre ha sido usted pastor?
Desde que nací ando entre ovejas. ¡A los ocho años esquilaba como el mejor! Durante 44 veranos seguidos he trashumado: en primavera desde los llanos del Empordà hasta el Pirineo, y en otoño de vuelta.

¿Con quién aprendió a ser pastor?
Con mi tío, padrino mío. ¡Él sí era pastor! Murió a los 102 años, junto a sus ovejas. Cuando agonizaba en el corral, lo acostaron en una cama. No había dormido nunca en cama, ni comido en una mesa, ni cubierto a una mujer... ¡Era muy fuerte, mi tío!

¿Y usted?
Bastante. No estoy nunca enfermo. No bebo alcohol, pero fumo en pipa desde niño, con tabaco de farias. Por eso me llaman Pipa.

De no haber sido pastor, ¿qué hubiese querido ser?
Matarife. Se me daría bien matar vacas.

¿No se ha cansado de la montaña?
¡No! Alguna vez que he ido a la ciudad me he puesto malo. En la montaña no hay peligros: ¿una zorra, un jabalí? Salen huyendo. En la ciudad sí pueden hacerte daño.

¿No le ha pasado nada malo ahí arriba?
Una vez me cayó un rayo en la cabeza. No me pasó nada, pero mató a seis ovejas.

¿Usted sabe el tiempo que va hacer?
Las ovejas me lo dicen. Por su conducta sé si habrá sol, viento o tormenta.

¿Ha viajado alguna vez lejos de aquí?
A Talavera de la Reina, cuando tenía 11 años, con mi tío. Fuimos juntos a comprar un rebaño. Fuimos en tren, y nos volvimos a pie, con las ovejas. Caminamos durante cinco semanas fantásticas...

¿No iría a París, a Londres..?
Si ahora me dices: "Pipa, vamos a París a remover ovejas", yo voy. Si no, no. Sí repetiría lo de Talavera... Ahora estoy triste: no voy a hacer más la trashumancia.

¿Por qué no?
Mi mujer y mi hija me dicen que ya estoy mayor. Tienen razón. Yo sueño con subir a la montaña, dormir al aire libre, bajo un toldo, vivir con las ovejas... Pero no sale a cuenta. Y cada año encuentro más trabas. Y me siento solo, todos van ahora en camiones...

¿Cuál sería su sueño dorado?
¿Mi sueño? Una masía perdida en medio de un bosque, con mujeres y comida. Y ya está. Sin que me encontrase ni Hacienda ni nadie, y yo ahí tirado. ¿Buen sueño, eh?

¿Le tiene un cariño especial a alguna de las ovejas?
Siempre hay alguna, como esa de ahí, la Mora, la que lleva el cencerro, por su docilidad. O mira esa, ¡qué ovejaza guapa..! Yo las distingo a todas, e incluso por su voz. Pero, a este paso, la cabaña catalana está acabada.

¿Por qué?
Por culpa de las leyes, los ministros ignorantes que subvencionan a quienes no aman la tierra, las vallas en la montaña, las vacas... ¡Que nos escuchen a los pastores viejos! A este paso, despídete de comer buen cordero. Aprende a comer plástico.



´El somni´

Salimos con las ovejas. Al trote, Rumbo mantiene el ídem del rebaño: si alguna oveja se descarría, la devuelve al grupo de un mordisco. Desembocamos en un prado con fresca hierba y panorámico horizonte sobre los Pirineos nevados. Sentados en la hierba, Pipa desgrana el nombre de cada pico como si fuesen sucesivas novias, en su viejo catalán del Ripollès. Achinando la mirada avispada me hace una declaración de principios: dice que a la naturaleza "no hay quien la gire" y que él es naturaleza. El cineasta Christophe Farnarier ha grabado su última trashumancia en el documental El somni (mañana en la Filmoteca). Las ovejas se dan el festín: dejan el campo bien podado.


VÍCTOR-M. AMELA



dimarts, 27 de gener de 2009

WILLIE SMITHS, estudioso de los orangutanes que recupera bosques en Borneo para protegerlos

"Los orangutanes afilan hachas, cortan madera, lavan ropa..."


51 años. Nací en Holanda y vivo en Tomohon (Borneo). Estoy casado con la reina de Tobolu y tenemos 3 hijos, 2 nietos y 1.000 orangutanes. Soy doctor en Silvicultura Tropical. En política domina la economía. Soy protestante. Publico ´Los pensadores de la jungla´ (Ullmann)

Qué le llevó a Indonesia?
Quería llegar a algún lugar donde no hubiese estado nunca nadie antes que yo.

¿Y se enamoró?
Perdidamente, de la reina del lugar y de aquellos bosques. Me instalé en una selva deforestada, en una cabaña de madera, sin electricidad, sin agua. Creé un herbolario y un vivero, y en seis meses ya había plantado más de 20.000 pequeños árboles de la valiosa madera fina meranti. Ese lugar hoy vuelve a ser una selva.

Un bebé orangután le complicó la vida.
Encontré a Uce entre la basura de un mercadillo de Balikpapan. Sus ojos me atravesaron de lleno, quedé impactado.

Tres años más tarde fundó la Balikpapan Orangutan Survival Foundation (BOS).
Me fueron trayendo bebés. Al principio vivían en casa: mis hijos eran también muy pequeños y comprobé que no había diferencia entre ellos; simplemente, los orangutanes no podían hablar.

¿Sólo eso nos diferencia?
Entienden todo lo que les dices, e incluso algunos hablan un poquito, y si les enseñas el idioma de los sordomudos conversan contigo. Uno me decía: "Yo soy un orangután porque puedo hablar contigo", y cuando le preguntaba qué eran sus congéneres me respondía: "Ellos son monos rojos".

Está emocionándose.
Lo que está ocurriendo en los bosques de Indonesia es un genocidio, porque ellos no son diferentes de nosotros, pueden comprender lo que pensamos y nuestros sentimientos. Cuando me ven preocupado, me consuelan, me traen fruta, me acarician. Son maravillosos: ¡imagine!, ¡un animal que está en una jaula y quiere ayudarme a mí!

Ellos han decidido su vida.
Si yo actualmente me ocupo de 1.000 orangutanes, crías recogidas, significa que han muerto más de 6.000 en el bosque. Para capturarlos deben matar a sus madres.

¿Cómo ha organizado su centro?
Tengo 300 cuidadoras que enseñan a esos huérfanos lo que su madre les hubiera enseñado durante siete años. Después los liberamos en un bosque vacío, reforestado por mí. Lo maravilloso es que este proyecto salió adelante gracias a 10.000 niños de Borneo que dieron un céntimo de euro al mes durante tres años. Hoy la BOS es el proyecto de primates más grande del mundo.

Cuénteme de estos primos entrañables.
Son grandes botánicos, conocen más de mil especies de árboles. Cuando pasan por un árbol con frutas aún verdes, memorizan su posición y vuelven a él el día exacto en que las frutas ya están maduras.


Buena memoria.
Funcionan como un navegador vía satélite. Tienen unas facultades visuales superiores a las nuestras y una capacidad de aprendizaje y memorización mayor y más duradera. Saben tratar enfermedades y prevenirlas. En sus nidos colocan las mismas ramas que usan los nativos para repeler a los mosquitos. En una ocasión tenía una fuerte migraña y me tomé la misma planta que ellos utilizan: el resultado me asombró. Ahora la toma todo el personal de la BOS.

Sorprendente.
Su capacidad de aprendizaje ha quedado demostrada gracias a muchas imitaciones de complejos patrones de conducta humanos. Los orangutanes cortan madera, afilan hachas, lavan ropa, friegan platos, arrancan la maleza y barren los caminos, cuelgan hamacas y se columpian en ellas, incluso hemos visto cómo extraen gasolina de un coche aspirando con fuerza. Y lo hacen sin que nadie les enseñe.

Sin embargo, no se rebelan contra los hombres que los capturan y maltratan.
Son más empáticos y altruistas que los hombres, y nada agresivos. Pero hay que observarlos en su hábitat. Nosotros por primera vez hemos documentado que los orangutanes pescan: se fabrican una caña y pescan; y ya son varios los científicos que han observado su capacidad para el arte.

¿Arte?
Decoran sus nidos con flores y les encanta hacer formas con el agua, una especie de pintura no permanente, y también se pintan los labios con barro, se adornan con hojas y flores y luego se miran y se retocan cuando ven su reflejo.

¿Animales racionales o irracionales?
Racionales; es decir, también son capaces de pensar por sí mismos y no simplemente imitar. Una orangutana le dio a su cuidadora una lata y un abrelatas; no sabía cómo se utilizaba, pero sabía que serviría. Una vez su cuidadora colocó el abrelatas correctamente, la orangutana abrió la lata.

¿Entre los orangutanes también domina el gran macho?
Hay unos gigantescos, con una gran papada, que hacen su llamada y las hembras acuden; pero luego están los normalitos, y esos tienen que seducir a las hembras regalándoles flores y frutas.

¿Qué fue de Uce?
A Uce la liberé en el bosque tres años después. Todos sus compañeros se adentraron en la selva, pero ella no quería marcharse. La consolé, corté una Licuala repensa y se la di como regalo de despedida. Seis años después volví a verla. Me mostró su cría, luego me cogió de la mano y se adentró en el bosque, cortó una de aquellas hojas y me la dio: estaba diciéndome que no había olvidado lo que había hecho por ella.


Comunicación

En el zoo, Smits le enseña a una orangutana fotos de sus congéneres. Ella, interesada, se acerca a verlos y escoge su preferido. El personal se queda de piedra. Balikpapan fue una ciudad petrolera, de todas partes llegó gente para talar e incendiar los bosques, que fueron sustituidos por plantaciones de aceite de palma. Smits ha repoblado 2.000 hectáreas con sus trucos de silvicultor; luego volvieron sus habitantes, los orangutanes y la población local, a la que se asignaron parcelas para cultivar, y se contrató a personal para el proyecto BOS, un bosque para los orangutanes y para los hombres de Samboja. Pese a ello, Smits vive amenazado de muerte y han quemado dos veces su casa.


IMA SANCHÍS



dilluns, 26 de gener de 2009

JEFFREY PFEFFER, investigador en talento y motivación en la empresa; colabora con HSM

"Antes de despedir, dé una oportunidad a la solidaridad"

Vivo en California porque allí aún cuenta más lo que eres capaz de hacer que lo que eres. Soy profesor de Stanford e Iese y he escrito doce libros sobre talento. Mi mujer y yo somos todo lo que necesitamos. Es bueno


Miles de despidos: ¿son todos necesarios?
Hay muchos perdedores entre quienes ahora aprovechan para despedir, y así, sin darse cuenta, van privando a la empresa de talento y capital humano con la mirada fija sólo en los resultados a corto. Al final, sólo les quedará despedirse a sí mismos...

Olvidan que los empleos de hoy también son los beneficios de mañana.
Un caso: Southwest Airlines es la única compañía aérea que no despidió a nadie tras el 11-S, pese a que la industria aérea estaba devastada, ni ahora. Y es muy rentable.

¿Y si caen un 40 por ciento los pedidos?
Antes de despedir, dé una oportunidad a la solidaridad: es la mejor herramienta de gestión de crisis. Explique la situación a su equipo sin miedo y haga y pida sacrificios a la plantilla a cambio de salvar empleos.

¿Qué sacrificios?
Sean creativos, responsables y solidarios: renuncien a horas extras, bonos y beneficios -¡también los jefes, y que se note!- y contraigan todos un compromiso colectivo de excelencia comprobable con plazos, fechas y resultados para recuperar la confianza en su capacidad y enfrentarse a la competencia.

¿Y si no hay bastante solidaridad?
...Si la única alternativa a los despidos es el hundimiento inmediato, despida de una sola vez. Dígaselo a los afectados con tiempo, sinceridad y honestidad y proceda con educación y compasión: es lo más inteligente.

Pero no lo más habitual.
Es lo menos malo: las historias de guardias de seguridad acompañándote a la puerta como si fueras un delincuente tras haber trabajado honesta y duramente durante años dejan las empresas devastadas y crean complejo de culpa y cinismo en quien se queda.

¿No hay nada nuevo que nos salve?
La gente me pide la novedad milagrosa que sin esfuerzo nos saque del atolladero, pero no hay nuevas ideas sino viejas verdades mil veces repetidas, y nunca cumplidas.

Recordémoslas, pues...
El éxito no es una gran ocurrencia sino miles de detalles bien realizados día a día. Como en medicina, donde miles de personas sólo con lavarse las manos detienen una terrible epidemia, la empresa decide su destino en multitud de pequeñas decisiones acertadas cada día gracias a un clima que se consigue tras años de trabajo bien hecho.

¿Por qué unas lo consiguen y otras no?
Porque hay demasiadas presiones para que todos actuemos a corto plazo, y ese éxito de los mil detalles sólo se logra al largo.

Por ejemplo.
Las presiones del día a día roban el tiempo para análisis e iniciativas importantes que culminan con los años. Y, en cambio, los incentivos, bonos y comisiones a corto plazo promueven el ¡cojo el dinero y corro!

¿No son incentivos legítimos?
Si a usted, gestor, le premian por haber mejorado beneficios trimestrales, pero para lograrlos ha despedido a sus mejores talentos, recortado en formación y ahorrado en tecnología, ¡le están premiando por haber destruido los beneficios de mañana! ¿No ha sido toda la crisis subprime una consecuencia directa de ese modo de pensar?

Directísima.
Era una nueva idea milagrosa: cobre la comisión por dejar dinero a quien no puede devolverlo, y por mucho que la envolvieran en ecuaciones incomprensibles, escondía la verdad de toda la vida: creaban un agujero.

Que ahora nos engulle a todos.
¡Nada de miedo!: paraliza el raciocinio. Aprovechemos para corregir también que los espasmódicos mercados de valores on line incentiven el tan relativo valor de los resultados trimestrales. Esa lógica perversa hace que el gran fichaje gestor maquille las cuentas a corto plazo, aguante un tiempo y se largue con una superindemnización...

Cientos de veces nuestros sueldos.
...a otra empresa, donde volverá a hacer lo mismo. ¡Y a eso le llaman una carrera! No es extraño que nuestros tests detecten un creciente cinismo en los profesionales que sufren a ese tipo de gestores estrella.

¿Se fía usted de los números?
Los números de una empresa a veces ocultan más de lo que dicen: no miden factores decisivos a largo plazo como la formación, el compromiso colectivo o el talento latente: ¿cómo se mide en las cuentas de la empresa la implicación y la capacidad de formarse de los empleados? Si usted, gestor, gasta dinero en formar y motivar a su equipo e implicarlo, ese gasto pesa en la cuenta de resultados, y en cambio no aparece el beneficio que generará. Y para cuando se note, tal vez usted ya no esté en esa empresa.

El talento no se puede cuantificar.
Las cifras miden el fichaje de supuestos talentos -más fácil y menos rentable-, pero no la capacidad de crearlo en su empresa.

Ahora, en recesión, manda el miedo.
El gestor incapaz trata de provocar miedo para mandar con él: miedo al despido, a decir lo que piensas, a que te posterguen... Así destruye el compromiso, la ilusión colectiva y el talento que crean valor.

¿Cómo hacerlo bien?
Dé poder a sus empleados, confíe en ellos y dígaselo: son sus mejores socios. Crezcan juntos. Su equipo son personas capaces de tomar decisiones y no robots: no las robotice. El empleado más productivo y feliz es el que goza de mayor poder de decisión sobre su propio trabajo.



Talento sin partido

En España - dice Krugman-no nos queda otra que recortarnos los sueldos, empezando por empresarios, accionistas y directivos. Es menos dañino - dice Pfeffer-que recortar empleos. Y habrá que recortar también -convenimos- el dividendo partidista: el despilfarro de designar para responsabilidades de Estado no a los mejores sino a los que más te conviene, que suelen ser grises y de tu partido. Eso es lo mejor de Barack Obama ("Nombro también a republicanos, porque algunos saben más que los demócratas") y lo que distinguió al mejor Nicolas Sarkozy: su capacidad de poner a trabajar para todos a los más preparados, incluidos quienes sirvieron antaño a otros partidos y gobiernos.



LLUÍS AMIGUET








divendres, 23 de gener de 2009

AUBREY DE GREY, gerontólogo, dirige Estrategias de Bioingeniería contra el Envejecimiento

"La calidad de la vejez se decide en la gestación"


Tengo 45 años: quizá me beneficie de la bioingeniería antienvejecimiento. Tengo suerte génica: como y no engordo. Nací en Londres. Sin hijos: investigar es mi prioridad. ¿Dios? Ni lo sé ni me importa. Si quiere vivir más, presione a su gobierno para que financie la investigación


Cada año que sobrevivimos aumentamos en tres meses nuestra esperanza de vida...

¿Pero para qué quiero malvivir un poco más?
Esa es una idea equivocada: no prolongamos la vejez, sino que la estamos postergando. Los años que una generación vive más que la anterior no se añaden a los de vejez, sino que alargan los de juventud: no hace tanto había ancianos biológicos de 40 y 50, hoy tenemos jóvenes de 60.

¿Cómo lo sabe?
Soy gerontólogo y lo hemos medido. Vivimos más, pero no por ello la vejez se ha alargado. Hace veinte años los occidentales vivían de media cinco años menos, pero la vejez duraba lo mismo que ahora.

¿Por qué?
Parece ser que la prolongación de la vida en buenas condiciones está relacionada con la mejoría en la vida embrionaria y en los primeros meses de existencia.

¿Un buen embarazo mejora tu vejez?
La atención médica y la salud del embarazo parecen influir en la prolongación de la vida y la calidad de la vejez más que otros hábitos saludables en nuestra vida adulta.

¿Por qué unos viven más que otros?
Multidiversidad de factores genéticos y epigenéticos, ambientales, sociales, culturales.

¿La longevidad no es lotería genética?
Si todos viviéramos lo bastante, todos acabaríamos contrayendo todas las enfermedades con un componente genético: cáncer, alzheimer, parkinson... Así que la lotería no está en sufrir una de esas dolencias, sino en cuál de ellas te tocará antes.

¿Ve como no es tan bueno vivir más?
Por eso mi trabajo se concentra no en tratar las inevitables dolencias del envejecimiento, sino en prevenir la propia vejez en sí y frenarla o postergarla. Ese es el camino.

¿Vivir no es envejecer?
No necesariamente. La razón por la que contraemos todas esas enfermedades de la vejez en un orden u otro es que todas forman parte de un proceso que -por ahora- dura toda la vida y es muy lento: el envejecimiento. Y todas esas cosas desagradables que les suceden a los ancianos no son más que la última parte de ese proceso.

Es duro que sea así.
Pero no irreversible. Estoy convencido de que lograremos que una persona de 60 logre volver a los 40 biológicos, por ejemplo.

¿Cómo?
Retardándolo. Sería como coger un coche diseñado para durar quince o veinte años como mucho y afinar tanto el mantenimiento que pudiera funcionar cien años o muchos más.

Pero nosotros no somos máquinas.
Pero esa tecnología biomédica ya existe. Es la medicina regenerativa, que logra la restauración de la estructura molecular y celular de nuestro cuerpo: tejidos y órganos.

Si un órgano funciona, envejece.
No irreversiblemente. Nada nos impide conceptualmente tomar una persona mayor y hacerla biológicamente joven de nuevo. Recuerde que, para sorpresa de todos, hace dos años descubrimos que las células pueden volver atrás: de ser células ya especializadas pueden volver a ser células madre.

Sí, pero sólo es un proceso pionero.
No es para mañana: para lograr avances evidentes y universales necesitaremos 25 años. El envejecimiento será atajado con un conjunto de técnicas, porque cada proceso de envejecimiento requiere técnicas diferentes: hay órganos que pierden células hasta que fallan y deberíamos reemplazarlas...

Por ahora es un camino por andar.
... También otros procesos envejecen, como nuestra incapacidad para eliminar determinados residuos del metabolismo que acaban causando daños cardiovasculares.

¿Qué propone usted de nuevo?
Hace diez años hallé un método estudiando determinadas bacterias del suelo que pueden romper esas moléculas de desecho y hacerlas eliminables para nuestro cuerpo.

¿Cómo?
Encontrando los genes que codifican los enzimas que logran romper esos residuos e introduciéndolos en nuestros propios genes.

De nuevo, terapia génica.
Ya ha logrado éxitos, sobre todo en el tratamiento de la inmunodeficiencia de los llamados niños burbuja. Pero esos éxitos se han visto ensombrecidos, porque algunos de esos niños tratados contrajeron cáncer como efecto indeseable del tratamiento.

Lo recuerdo.
Esto nos ha frenado y es una pena, porque esa terapia génica salvaría un inmenso número de vidas. De momento, los avances en ratones son ya muy prometedores.

¿Qué hacer ya para vivir más y mejor?
Su gestación es decisiva, pero usted ya no puede hacer nada al respecto. Le podría añadir los consabidos consejos sobre no fumar, ejercicio, dieta sana, motivación...

Ya, ya...
... Pero le mentiría si le dijera que influyen radicalmente en la duración de su vida. Sin embargo, hay algo que sí puede hacer para vivir más: ayude a la investigación. Movilícese para que su gobierno destine más fondos a investigar. Eso alargará su vida más que ninguna dieta. Estamos muy cerca de las grandes soluciones.

La cantidad de presupuesto no es directamente proporcional al resultado.
Pero sin presupuesto, no hay resultado. Haga saber a los que deciden prioridades presupuestarias que quiere vivir más y mejor y que votará en consecuencia.


Vive y lucha

Dejar de fumar, la dieta, el ejercicio o los afectos ayudan a vivir más y mejor, pero nada prolongará más su existencia que la investigación biomédica. Y, sin embargo, los presupuestos públicos no reflejan esa realidad. La luenga barba cobriza de De Grey y sus aires de Rasputín me hacen temer otro gurú, pero en la Obra Social de La Caixa me encuentro con un científico cargado de sentido común: "La iniciativa más efectiva que usted puede tomar para vivir más y mejor no tiene que ver con hábitos saludables, sino con la militancia política: presione a su gobierno para que invierta en investigación biomédica". Vivamos y luchemos, pues, con De Grey por nuestras vidas, la paz y la ciencia.



LLUÍS AMIGUET




dijous, 22 de gener de 2009

ANTONIO ISASI-ISASMENDI, guionista, director y productor de cine

"Hay una mañana trágica en mi vida que se ha repetido"


82 años. Nací en Madrid y vivo en Eivissa. Viudo dos veces, 3 hijos, 5 nietos y 3 perros. Autodidacta. He sobrevivido a Churchill, Stalin, Azaña, Negrín, Franco... La libertad, hacer lo que quieres sin perjudicar a nadie, es algo muy difícil. Soy escéptico, creo en el amor y la amistad


¿Hijo de un militar y una corista?
No, hijo de un capitán bastardo y de una primera actriz 14 años mayor que mi padre, algo que en aquella época era un escándalo.

Entonces, es usted hijo de un gran amor.
Así es. Ami madre la casaron con 17 años, y el marido, un importante industrial catalán, se enamoró de otra y tuvo una idea maravillosa para deshacerse de mi madre: la llevó a América y la abandonó en Buenos Aires.

No está mal.
Allí mi madre encontró un hombre bueno, un empresario de teatro que la convirtió en actriz. Volvió a España como primera actriz y conoció a mi padre, hijo de una familia burguesa de militares. Una unión imposible: un hombre joven y guapo con una actriz de teatro, algo horrible para su familia. Él lo abandonó todo para irse con ella.

Incluidos a los militares.
Sí, acababa de llegar de la guerra de Áfricay se acogió a la ley de Azaña que permitía abandonar la carrera con una paga.

¿La suerte acompañó a los amantes?
Sí, nos fuimos a vivir a Eivissa, el oficio de mi padre a partir de entonces fue hacer feliz a mi madre, una bonita profesión. Luego nos fuimos a Girona, pero manteníamos un piso en la Rambla, y se nos ocurrió volver el 18 de julio en un Bugatti de carreras - mi padre era muy aficionado a los coches-.Yo tenía 9 años y una vida maravillosa.

¿La familia estaba más tranquila?
No, no querían saber nada de nosotros. El paludismo que mi padre había contraído en Áfricase lo llevó: murió a los 37 años, durante la guerra, y todo se volvió gris.

¿Pasaron la guerra en Barcelona?
Sí, yo no pude ir nunca al colegio. Todo lo que he aprendido ha sido gracias a mi madre, que me enseñó a desenvolverme en la vida y me metió en el camino del cine.

¿Ella volvió a actuar?
Hizo lo que pudo: estraperlo, doblaje y actuaciones en el frente, hasta que consiguió ser profesora del conservatorio del Liceu.

¿A qué edad empezó usted a trabajar?
A los 12 años vendía bombones en el cine Savoy y luego entré en el mundo del cine como chico de los recados. Aquel mundo me pareció maravilloso.

¿Cuál ha sido su virtud?
La osadía, que aprendí de mi madre.

¿Adónde le ha llevado esa osadía?
De chico de los recados a productor y director de los mejores actores americanos del momento, estrené en 40 cines de Nueva York. Las Vegas 500 millones es una película sobre un asunto americano, rodada con los mejores actores de ese país, que transcurre en América, se rodó en España y se estrenó en Nueva York. Llegué a hacer coproducciones con cinco países y levanté los estudios de cine de Barcelona, que aún funcionan.

¿Hablaba inglés?
Lo aprendí en la calle. Siempre tuve complejo por no haber estudiado ni lo más elemental. Cuando ya era guionista me pasaba la vida rellenando mis lagunas intelectuales.

Se retiró joven.
Estaba cansado de tanto trabajar. Hacer cine en la posguerra fue muy complicado: para pagar las dietas de los actores norteamericanos, los del equipo debíamos ir al banco y decir que nos íbamos de viaje para que nos dieran 60.000 pesetas. En cincuenta años de cine no pude disfrutar de los amigos, así que me fui a Eivissa a eso, a disfrutar de la vida.

Habiendo tenido una madre tan maravillosa, ¿con quién se casó?
Con mi novia eterna. La conocí a los 17 años y nos casamos cuando cumplí 26. Fui muy feliz con ella.

¿Qué le ocurrió?
Las dos mujeres maravillosas que he tenido en mi vida se me han muerto de lo mismo. Hay una mañana de mi vida que se ha repetido: hace sol, soy feliz, todo va bien... "Antonio, mira, me ha salido un bultito". Así suceden las cosas, primero María Teresa y después María, a la que conocí cuando me retiré. Vivimos dieciocho años imborrables.

...
Compré un terreno y construí una casa para ambos y ya no he querido vivir más en ella, hice un bungalow abajo para vivir solo. En la casa de arriba se instalan los amigos.

Tres mujeres maravillosas en su vida.
He sido un hombre afortunado. También tuve una larga relación con Marisa Paredes y tenemos una hija, María Isasi, una gran actriz, pero nuestra convivencia fue difícil.

¿Qué ha buscado usted?
La ternura y la tranquilidad de compartir. La vida en soledad me parece cruel. El amor y la amistad son lo esencial, sin eso no hay nada... ¿Dinero?

¿?
Yo he pasado periodos de mi vida sin dinero en los que he sido muy feliz; el dinero es para repartirlo y sólo así se disfruta. La necesidad me enseñó a vivir, no tengo un rastro amargo de mi niñez; pero recuerdo los bombardeos nítidamente: por las noches, cientos de personas nos íbamos en tren a dormir bajo el túnel de Vallvidrera. Son cosas que ahora parecen un sueño.

¿La felicidad no depende tanto de las circunstancias como de la pasión de vivir?
Sí, exactamente es eso. Has de ir a por lo que quieres, y si lo haces con pasión lo consigues. En la vida hay que poner corazón; el dinero está bien, pero lo bonito es agarrar una mano cálida, que ese calor se transmita de mano a mano y de ojos a ojos, ¿verdad?


"Yo es otro"

Posiblemente, el único productor y director internacional que ha dado el cine español en la peor de las épocas: la posguerra. Estrenó sus películas en los mejores cines de Nueva York y rodó con los mejores actores norteamericanos del momento. Sus premios y distinciones avalan una larga y brillante carrera. Empezó y se retiró joven. Su segunda vida transcurre en Eivissa, donde arrancan las memorias de su infancia, Los días grises (Aguilar), en un intento de contarse quién era aquel niño huérfano de padre, que nunca pudo ir al colegio y al que le estalló la Guerra Civil con 9 años, mientras él y su madre intentaban sobrevivir en Barcelona. "Yo era uno de aquellos niños sin futuro".


IMA SANCHÍS


dilluns, 19 de gener de 2009

JOEL JOAN, presidente de la Acadèmia del Cine Català

"Quise ser la megaestrella más deseada del mundo"

Tengo 38 años. Nací y vivo en Barcelona. Soy actor, un actor que se mete en fregados. Tengo pareja y una hija, Etna (4), y otra que viene en camino. Abogo por el derecho de los pueblos a decidir su futuro. Soy radicalmente agnóstico. Dirijo la primera gala de los premios Gaudí

Esta noche, gala de los premios Gaudí.
Distinguen a los mejores profesionales del mundo del cine de Catalunya en el 2008.

Las galas televisadas, ¡vaya latazo! ¿Por qué debería ver esta?
Porque si no la ve esta noche, ¡mañana se verá obligado a buscarla en el YouTube! Vamos a arriesgar, no nos quedaremos a medias. Van a pasar cosas, vamos a asombrar... Queremos llevar el "formato gala" al límite.

¿Quién la organiza?
La Acadèmia del Cine Català, creada este año para aglutinar, dinamizar y promocionar el sector cinematográfico catalán y que sea un referente en el mundo como ya lo es el teatro catalán o la literatura catalana. Y para fomentar el uso del catalán en cine.

¿Existe el cine catalán?
El cine español fue primero cine catalán: la primera película, Riña en un café (1897), es del catalán Fructuós Gelabert. La primera película hablada en catalán la rodó Domènec Pruna en 1933, El Cafè de la Marina.Y durante casi todo el siglo XX la industria cinematográfica se radicó en Catalunya...

¿Y hoy?
Hoy tenemos productores que traen a Woody Allen a Barcelona (Roures), actores que son estrellas internacionales (Sergi López, Ariadna Gil, Eduard Fernández), directores que ruedan por el mundo (Coixet), cineastas autores galardonados (Recha, Gay, Serra), otros muy taquilleros y versionados por Hollywood (Balagueró), maquillajes oscarizados (Ribé)... ¡Somos la repera! ¡Reconozcámonos esa potencia!

¿No nos la reconocemos?
Nos la reconocen los Oscar, los Goya, los César… Es hora de que nos tratemos aquí como ya nos tratan fuera, con todos los honores. Los premios Gaudí son la ocasión de homenajear tanto talento de país grande.

¿Qué es cine catalán y qué no lo es?
Cada vez el cine es más plurinacional, la verdad... Los premios Gaudí establecen una escala de puntos: toda película que sume 6 puntos puede entrar en competición.

¿De dónde salen esos puntos?
Productor catalán: 2 puntos. Director catalán: 2 puntos. Guionista catalán: 2 puntos. Cada actor o técnico catalán: 1 punto...

¿Vicky Cristina Barcelona entra?
Llega a los 6 puntos, así que Javier Bardem y Penélope Cruz podrían ganar un premio Gaudí. Este criterio permitió a Bardem ganar un Oscar con No es país para viejos, película americana no siendo él americano...

¿Y una dirigida por Isabel Coixet?
Ella es la directora de Elegy, pero no hay más puntos ahí, sólo sus dos puntos: no es gaudiniable, pues. Una lástima que veremos cómo corregir en el futuro... Sucede lo mismo con una película en la que no haya más catalanes que el actor Sergi López...

Y a usted, ¿qué le hizo actor?
Mi necesidad innata de gustar, de ser mirado. A los siete años en un foc de camp, con un amigo hicimos un sketch, y aún recuerdo las miradas de las niñas de la primera fila...

¿Algún actor fue su icono?
Cuando vi el Cyrano de Flotats, a los 14 años, pensé: "¡Yo quiero esto!". Luego me gustaron Jango Edwards y Leo Bassi, y a los 20 años, con Jordi Sánchez, actuábamos haciéndonos llamar Los Tomate.

¿A qué aspiraba por entonces?
A ser Brad Pitt, a ser la megaestrella más deseada y cotizada del mundo.

¿Y cómo lleva hoy lo de ser icono del catalanismo independentista?
Ya no lo llevo bien. Pensé, ingenuamente, que podía ayudar a cambiar las cosas. Que podía empujar. Hoy ya sé que no. Eso dependerá de La Caixa, de los del dinero... Estoy decepcionado. Me ha herido gente que aprecio: los catalanes somos lobos para los catalanes. ¡He hecho un mal negocio!

¿No encabezará ya más iniciativas independentistas?
Que yo me posicione al respecto ¿qué gracia tiene ya? Ahora, o me convierto en el subcomandante Joel y libero el país... o me dedico a hacer lo que me gusta hacer.

Una buena serie como Porca misèria.
No volverá. ¿Por qué? Porque el equipo se quemó. Llevábamos mucho tiempo creando juntos, y empezamos a no soportarnos...

¿Qué papel cree que debe tener TV3?
Ser referente informativo, preocuparse de contenidos más que del share y comprometerse con el latido del país.

Ahora hay voces por ahí que sugieren cerrar los canales autonómicos...
Ya, y desmantelar autonomías: se trata de culpar a las autonomías de esta crisis y de todo. Atajos de un naftalínico discurso unitarista españolista. Para ahorro, ¡que desmantelen el ejército, que eso sí es derroche!

¿Qué querría para el futuro de su hija?
Que de mayor no cobrase menos que sus homólogos masculinos por el mismo trabajo. Y ya sé que tampoco en esto puedo hacer nada... Y que viviese en un país... que exista.

¿Qué cambiaría de su vida pasada?
No esquivaría conflictos personales escudándome en el trabajo. Estoy aprendiendo.

¿Qué está aprendiendo?

A renunciar. Yo siempre lo quise todo, en todo momento. No renunciaba a ligarme a Angelina Jolie, ¡a nada! Estoy aprendiendo a no ser esa estrella que anhelé. A no sacralizarme tanto: lo que yo hacía, o era así ¡o era una mierda! Estoy aprendiendo a relativizar. Y a apreciar cositas sin tanto brillo...

¿Como qué?
Una tarde con mi hija, haciéndola reír.


Manifestación

Joel Joan se ha puesto al frente de la manifestación otra vez. Ahora es la del cine catalán, en forma de Academia de Cine, en forma de premios Gaudí (sucesores de los antiguos premios Barcelona) y en forma de gala televisada (ay). Diríase que ha decidido que sirve mejor a sus ideales desde la vida profesional y artística que desde la soflama politiquera. Encuentro a un Joel Joan que descubre que la paternidad le ha dulcificado y le ha pegado al terreno de las pequeñas cosas. Con el pleno respaldo de TV3, dirige la gala que esta noche entrega los premios del cine catalán a sus profesionales. Promete sorpresas... Luego vuelve al teatro con Jo sóc la meva dona (teatro Bartrina de Reus, 31 de enero).


VÍCTOR-M. AMELA

dissabte, 17 de gener de 2009

DAVID KIRKPATRICK, editor de tecnología en "Fortune"; analiza redes sociales en internet

"¡Pues claro que la gente se mete en Facebook para ligar!"


Tengo 56 años: mi hija de 16 no sale de Facebook y mi mujer se resistía; entró y ahora repite que "todo el mundo" está allí. Vivo en Nueva York: ¿dónde, si no? Facebook es la última frontera en política, publicidad y relaciones humanas, y el octavo país del mundo en población.


Explíquele a mi abuela qué es Facebook.
En Harvard desde siempre daban a los alumnos un álbum con las fotos de todos para que se conocieran...

Como la orla universitaria de antaño.
... En el 2004 unos estudiantes decidieron crear una versión interactiva de ese álbum en internet para poder relacionarse. Mark Zuckerberg empezó ese proyecto con 19 años y hoy, con 24, es uno de los multimillonarios más jóvenes del planeta, y Facebook ya tiene 150 millones de usuarios.

El octavo país en población del mundo.
Es una herramienta para crear relaciones y reforzar las que tienes, un formidable instrumento para socializar con un enorme potencial político y social aún por desarrollar.

¿En qué nos desarrolla?
En nuestra capacidad de crear relaciones en las que todos ganan: esa es la clave de nuestra evolución y no la competencia con un solo ganador. Lo demostró Robert Wright en Nonzero: the logic of human destiny (no cero: la lógica del destino humano).

Libro de cabecera de Bill Clinton.
También como individuos nuestro éxito depende de nuestra capacidad de relacionarnos. El solo hecho de que usted y yo hablemos aquí ahora mismo está creando valor para usted, para sus lectores y para mí.

Eso espero.
Wright demostró que las civilizaciones surgen - y no por casualidad-junto a mares, ríos y lagos, porque eran los mejores medios de comunicación, mientras que las culturas del interior quedaban atrasadas...

Yo no se lo diría a los de la meseta.
Quien se relaciona se enriquece y enriquece, y crece: la inteligencia es una red. Pues eso es Facebook y las redes sociales de internet.

¿No será que quieren ligar?
¡Pues claro que quieren ligar! ¡La gente quiere conocerse, salir, tener citas, divertirse, ligar...! ¡Y, sí, sexo...! ¡Si pueden! Son redes humanas al servicio de lo que los humanos desean. ¿No sabe usted que internet nació por el sexo? Y hoy es aún el primer motor de expansión de la tecnología en la red.

¿No hay nada más?
Pues claro. Las redes sociales elevan el nivel espiritual de la humanidad: nos permiten conocernos mejor a los de todos los países, etnias y credos. Podemos combatir la ignorancia mutua que alimenta el recelo donde se incuban las guerras. Y con un coste cero.

Facebook devora tu tiempo.
¿Hablar con los vecinos es perder el tiempo? Amí y a ellos, creo, nos tonifica y nos da buena energía. Pues Facebook es lo mismo.

Facebook roba tiempo e intimidad.
¿Vale la pena ceder parte de su intimidad para conocer la de los demás?

Cada uno contestará lo que quiera.
Pues 150 millones de personas han dicho que sí. Y 50 millones han puesto en Facebook su correo y su teléfono móvil.

Ya son ganas de que te llamen.
Y le contarán del tipo que perdió el empleo cuando su jefe leyó en Facebook que estaba resacoso y por eso no había ido a trabajar; o del chaval al que no le dieron un empleo, porque lo vieron allí borracho en una foto con sus amigos. Yes cierto. Hoy los empleadores te buscan en Facebook y miran qué pinta tienen tus amigos. Y deciden.

¿Si son feos influye?
Facebook influye. Hay muchos estudiantes que maquillan su Facebook para dar mejor imagen, porque los servicios de admisión de las universidades chequean todo lo que aparece sobre los aspirantes en internet.

¿Sin permiso? ¿Le parece legítimo?
Podría contestarle: No se preocupe por su privacidad, porque ya la ha perdido.Casi todos sus datos, privados o no, ya están en internet entre usted o no en Facebook, pero le recordaré, además, que Facebook tiene, como sus mejores imitaciones, un buen sistema de protección de datos. Si usted no quiere darlos, no pueden acceder a ellos.

Todo le parece a usted estupendo.
Todo no. Me preocupa que muchos jóvenes han dejado de frecuentar las cafeterías donde compartían charla con los amigos para relacionarse con esos mismos amigos a través de las redes sociales de internet.

A veces la distancia es lo que más une.
En cambio, la buena noticia es que Barack Obama le ganó el pulso a Hillary Clinton gracias a que en cada ciudad movilizaba en unas horas a todos los suyos a través de Facebook. El potencial político e ideológico de las redes sociales para el cambio y el progreso es enorme y está por explorar.

Aquí ya no hay político que no lo use.
Lógico: si eres político es por instinto de poder, y tu poder está en tus relaciones.

Y el dinero ¿dónde está en Facebook?
A su joven fundador y todavía dueño del invento los analistas le critican por falta de rentabilidad, pero yo creo que hace bien: primero expandir el negocio, que luego ya vendrá el dinero. Ir en busca del dinero rápido incluso antes de crear el negocio ya se hace demasiado a menudo. Y es un error.

¿Pero cómo vendrá el dinero?
De la publicidad que pierde a chorros la tele y la prensa y que se va a las redes sociales.

Son anuncios muy pequeñitos.
No está ahí el dinero. Los chavales ya no se enchufan a la tele, se enchufan a sus amigos en la red; una sangría de audiencia. Ya los encontrarán allí los anunciantes. Usted recomendando Coca-Cola a cien amigos les influye más que cien anuncios de Coca-Cola en la tele.



Pagar y leer

Kirkpatrick se ha metido en Facebook a aprender, pero también por si pierde el empleo. Antes de su curso en la Cambra de Comerç de Barcelona me cuenta que está asustado por la caída de la publicidad en Fortune,y que escribe un libro sobre Facebook para reforzar su reputación de analista. Cita los problemas financieros de The New York Times y me consuela explicando que, en cambio, los británicos The Economist y Financial Times son los únicos que ganan difusión en EE. UU.; a pesar de ser también los más exigentes con el lector o precisamente por eso. Convenimos en que no hay otro futuro para la prensa que conectar con la inmensa minoría dispuesta a leerla y a pagarla.


LLUÍS AMIGUET

divendres, 16 de gener de 2009

GEOFFREY SMITH, director y productor de cine

"Lo que yo era o sería dependía de aquel dedo en el gatillo"

Nací en Melbourne (Australia), donde me sentía muy extraño, me fui a conocer mundo y no volví. Vivo en Londres. Estudié cine, pero mi escuela ha sido el mundo. Estoy casado y tengo 20 hijos, mis películas. Si pensáramos diez minutos en el prójimo, el mundo sería diferente

En 1987 estaba en Haití, rodando un documental sobre las elecciones, las primeras en treinta años.

Pero...
... Gente muy despreciable que quiso boicotearlas envió a un grupo de jóvenes armados a la escuela donde se votaba y masacraron a 23 personas.

¿Usted estaba allí?
Sí, filmé todos esos cuerpos ensangrentados. Veinte minutos después, salí a la puerta de la escuela, aturdido, y los mismos asesinos volvieron. Pasaron en coche, despacio, y empezaron a ametrallar. Delante de mí, un hombre levantó las manos: "Me rindo". Fue el que más impactos recibió.

¿Y usted?
Me dieron en un hombro y en una pierna, soy muy afortunado por estar vivo.

¿Y todo cambió?
Esa experiencia te fuerza a preguntarte de qué va la vida, porque todo lo que yo era o sería dependía de un hombre desconocido con el dedo en un gatillo disparando sin sentido. Un poco más a la derecha, y Geoffrey Smith ya no existiría.

...
Si buscas respuestas, tienes que conectarte con algo más grande que tú mismo, que la vida cotidiana. Después de esa experiencia me convertí en realizador y en creyente.

¿Qué tiene que ver Dios en esto?
Verá, cuando tenía catorce años estuve noventa minutos en un mar de tiburones, perdido; me estaba ahogando. No supe cómo articular esa experiencia, la arrastré durante años, pero la segunda vez sí supe.

¿Qué supo?
Comprender y cambiar. Cuando descubrí Haití a los veintidós años, mientras vagabundeaba sin sentido por el mundo, decidí volver para quedarme; pero después del incidente que viví, mis amigos me convencieron de que no lo hiciera. Fue un error.

¿Por qué?
No resolví el trauma hasta que lo hice de una manera haitiana. Mi primera película fue sobre volver a Haití cuatro años después de aquello y tratar de encontrar al hombre que intentó matarme. Esa fue mi manera occidental de intentar recuperarme.

¿Encontró a su asesino?
No, pero volví a la escuela donde me habían disparado y me recibió una nube de niños que corría hacia mí. Todo lo que recordaba de Haití era muerte, y de repente aquella muerte se había convertido en vida.

Con o sin nosotros, la vida sigue.
Si hablas hacia una cámara y confías en el director (que en el caso de esta película era yo mismo), puedes trabajar emocionalmente hacia fuera. Es extraño que sea así, porque el cine es algo muy público, pero todas mis películas lidian con cuestiones morales muy duras que viven personajes reales, y contarlo les ayuda a que su sufrimiento tenga sentido.

Quizá porque su experiencia puede ayudar a otros...
En aquel viaje fui a un bizango,una especie de vudú. Allí, en medio de la noche, en un campo de caña de azúcar, me encontré con un hombre sabio que, nada más verme, sin saber, sin preguntar, me dijo: "Toma lo que te ha sucedido como una oportunidad para descubrir quién eres". Luego se marchó.

No hacía falta ir tan lejos para que le dijeran eso.
Yo tenía la típica visión occidental: hay un problema y debo resolverlo, como si el problema fuera externo, así que me sirvió.

Y desde entonces ofrece moraleja en sus películas.
La redención a través del sufrimiento: esa es la clave, la compasión, que literalmente significa con sufrimiento; pero en Occidente no queremos saber nada del sufrimiento, todos huimos de él, incluso está pasado de moda, y ese es el problema.

Sí, pero el sufrimiento nos persigue, así que no hay problema.
EnAfather´s story cuento la historia de Ralph Bulger: dos niños de diez años asesinaron a su hijo, de dos años. Diez años después Ralph, que aparecía continuamente en los medios, no lo había superado. Estuve seis meses con él, los dos primeros en silencio, pescando, luego empezó a hablar: estaba lleno de odio y se odiaba a sí mismo por ello. Durante esos diez años Ralph huyó del dolor, luego descubrió que asumiendo su dolor estaba más vivo; esa es la paradoja.

Lo que cura escuece.
Alguien cometió un error y publicaron el obituario de Alfred Nobel. Cuando leyó su propia necrológica en el periódico, pensó: "No puedo morirme habiendo sólo inventado la dinamita, mi vida tiene que ser algo más que eso", y creó los premios Nobel.

¿Qué quiere usted contar?
Después de que me ametrallaran quise saber cómo lidian los demás con lo difícil, con las cosas problemáticas que les suceden en la vida y cómo abordan su propio universo moral. Todas mis películas tratan sobre eso.

Gente que ha sabido aprovechar la oportunidad de crecer.
Danger! Unexploded bomb trata sobre los desactivadores de bombas que sobrevivieron a la guerra. Noventa y uno, noventa y dos años, y tenían una lujuria por la vida insólita: el resultado de haber arriesgado sus vidas a diario durante años. Sabían que la vida era hermosa porque en cualquier momento se la podían haber quitado. Sabían el valor de cada minuto vivo. Había tanta vida en ellos que me hicieron sentir viejo.


Tras haber vivido

Anteayer publiqué la entrevista a Henry Mash, reputado neurocirujano que desde hace quince años lleva doble vida, una en Londres y otra en Ucrania, donde opera gratuitamente. La noche antes vi la película que sobre él hizo Smith, El cirujano inglés,que se proyecta en el marco de El Documental del Mes. Descubrí una manera de contar con sensibilidad y sutileza, un documental con alma, y me interesé también por el director, que parecía tener una vida rica: hay búsquedas y conclusiones a las que se llega tras haber vivido. No me equivocaba, Smith es todo un personaje que a lo largo de 22 películas sobre dramas de la vida real nos presenta profundos dilemas éticos y morales.


IMA SANCHÍS

dijous, 15 de gener de 2009

LEOPOLDO ABADÍA, divulgador de misterios de la economía

"Prohíbete lamentarte de la crisis y actúa, invéntate algo"

Tengo 75 años. Nací en Zaragoza y vivo entre Barcelona y Sant Quirze Safaja. Soy doctor ingeniero industrial y he sido profesor del Iese y del Harvard Business School. Estoy casado y tengo 12 hijos (de 49 a 29 años) y 38 nietos. ¿Política? Libertad y decencia. Soy católico

¿Qué sabe de economía?
¿Yo? ¡Nada!

¿No? ¿Y por qué su blog tiene 2.030.000 visitas?
Una burrada, sí... Yo sólo explico ahí las cosas de la crisis económica que voy entendiendo... Y si no entiendo algo, no lo escribo. ¡Mi sorpresa ha sido descubrir cuánta gente lo agradece!

¿No nos han explicado bien esta crisis?
Para explicármela a mí mismo, para aclararme yo, escribí un documento de 10 páginas titulado Crisis 2007-2008 y se lo envié a dos amigos por internet, hace ahora un año...

De dos ¡a dos millones! en un año...
Ellos lo enviaron a otros, y estos a otros, y fue circulando, sin firma..., hasta que alguien lo rebotó un mes después a gente de mi propio despacho con este comentario: "No sabemos quién es el autor, pero por el estilo podría ser un joven estudiante universitario". ¡Es el mejor piropo que he recibido!

Y decidió colgarlo en un blog propio.
Sí, y este verano me entrevistó un periodista de la agencia Efe..., y a partir de ese momento me han llamado de radios, teles...

Y le fichan Buenafuente y Susana Griso..., y le publican libro: La crisis ninja.
Lo de ninja lo leí en La Vanguardia:mis fuentes son los diarios, sólo relaciono datos y explico lo que voy entendiendo.

Recuérdeme a qué venía lo de ninja.
Viene de no income, no job, no assets (sin sueldo, sin trabajo, sin propiedades): el tipo de gente a la que los bancos estadounidenses empezaron a conceder créditos hipotecarios por más valor que el de la casa.

¿Por qué hicieron eso?
Con muchos ninja,los bancos incrementaban su volumen del negocio. Eso sí, con un riesgo: ¿y si el ninja dejaba de devolver el crédito...? ¡El batacazo estaba cantado!, ¿no?

Pues a nadie se lo pareció entonces.
Como el mercado inmobiliario crecía…, todos tranquilos. Mientras, los bancos, de tanto repartir créditos, se quedaban sin dinero. Y para conseguir más dinero, crearon paquetitos con esas hipotecas suyas y los sacaron a la venta en los mercados financieros.

¿Y quién dio dinero por ellos?
Bancos de todo el mundo, inversores de todo el mundo..., y quizá usted mismo mediante la inversión en algún fondo, aconsejado por el agente de su sucursal bancaria...

Bastante tengo yo con mi hipoteca...
Las agencias calificadoras bendecían esos paquetes..., cuando llevaban dentro esas hipotecas arriesgadas - subprime-,ruinosas...

Pues los ninja dejaron de devolverlas.
Eso es, en cuanto se desinfló algo el mercado inmobiliario y empezaron a ver que su casita dejaba de valer lo que esperaban...

Y ya tenemos el batacazo.
Que es mundial: todo el dinero está relacionado. Los bancos se asustan y dejan de prestar dinero. Y la economía se ralentiza.

Resuma esta crisis en una frase.
1.400 sinvergüenzas y 1.400.000 estúpidos.

¿A quién culpamos?
A los inventores de esas hipotecas. A los inventores de esos paquetitos (los mortgage backed securities:qué bien sonaba, ¿eh?). Y a todos los que fueron invirtiendo en ellos.

Esos son los estúpidos... ¿o codiciosos?
Da igual. Aquí ha habido muchos tontos..., ¡y algunos de esos tontos se las dan de muy listos en las portadas de los diarios!

¿Habría que extremar controles, no?
Bastaría con los controles regulares, pero siendo todos decentes y trabajando bien.

Ojalá, pero ya se ve que eso no sucede.
En la disyuntiva, prefiero tener libertad - pese a todos sus riesgos-a no tenerla.

Mientras llega la decencia, ¿qué hago yo para no caer en trampas financieras?
Fácil: no compres nada que no entiendas. Si no lo ves claro, si no lo entiendes, ¡aléjate!

Pero si llega Madoff y me promete que voy a ganar un pastón...
Lo de Madoff tiene mérito: montó otra de esas pirámides que tantas veces han caído, ¡que es obvio que un día se desmoronan...!

¿Qué haría usted con los Madoff?
A la cárcel. Pero, a causa de su edad, este acabará en su casa con una pulserita...

¿Dónde está el dinero que falta?
No está. Nos lo hemos comido entre todos.


Yo no.
¡Todos hemos estirado más el brazo que la manga, eh! ¿Habremos aprendido algo?


¿Debo ahorrar en vez de consumir?
Gaste lo que necesite..., ¡pero modere sus necesidades! Yo me lo he gastado todo en educar a mis hijos (ya han heredado, pues).


Si tengo unos ahorritos, ¿los muevo?
Yo no jugaría: los dejaría tranquilitos.

¿Es esta la peor crisis de la historia?
Lo es por esta razón: circula como la pólvora por todo el globo, al estar todo interconectado, al estar la economía globalizada.

¿Cuándo terminará esta crisis?No crea a quien profetice fechas ni cifras del paro: especula. Nadie puede saber eso.

¿Qué puedo hacer yo para afrontarla?
Sé optimista, sin distraerte, y sé prudente.

Explíquese.
Optimismo: prohíbete lamentarte de la crisis y actúa: si no te dan trabajo, invéntalo. Distraerte es no focalizar energías en lo básico. Prudencia: analiza tus impulsos. Despidiendo a muchos empleados puedes errar...

¿Qué le diría al ministro Solbes?
¡Cuántos millones de euros del presupuesto distraídos en organismos de relleno...!

Pues Zapatero va a repartir más pasta.
Acabaremos pagándola entre todos, nosotros y nuestros hijos.


Jubilado jovial

Legiones de internautas y televidentes se han prendado de este jubilado jovial que explica con campechanía arcanos que políticos y economistas de postín oscurecen. Durante 31 años impartió clases de política de empresa en el Iese y luego abrió consultoría propia. Jubilado, se ha convertido en fenómeno mediático cabalgando la crisis económica, sólo porque un día se la explicó a un amigo que no la entendía (www. leopoldoabadia. com)... Me recibe en su piso, mientras su hijo pequeño le ordena el centenar largo de conferencias ya concertadas este año. Buenafuente le presenta mañana (19 h, Corte Inglés de Portal de l´Àngel) su libro La crisis ninja y otros misterios de la economía actual (Espasa).

VÍCTOR-M. AMELA